El grupo Lorenzo Once toca un indie rock 'loco'

- 17 de Febrero de 2017 - 00:00
A la par de la música sus miembros trabajan en las áreas de telecomunicaciones, informática y odontología.
Foto: cortesía

Lorenzo Once no es solo un guiño al antiguo nombre del Hospital de Neurociencias (Lorenzo Ponce se llamaba antes), sino el nombre escogido por la banda de indie rock guayaquileña integrada por Alexander Chalén (voz y guitarra), Jean Delgado (guitarra), Guillermo ‘Búho’ Tacuri (coros y bajo), y Jessye Solórzano (batería).

La banda se formó originalmente en 2010. “Jean y yo nos conocimos en la universidad, ya que ambos estudiábamos Ingeniería. Él conocía al ‘Búho’ porque tocaban covers, así me llevó a él y empezó Frostbite. Han pasado 7 años”, recordó Chalén. En ese año el entonces trío interpretaba hardcore melódico, y mencionaron que siempre tuvieron problemas para tener un baterista.

“Iban y venían, pero nos asentamos seis meses con Enrique Aragundi y luego otro medio año más con ‘Café’ Vargas (de quien Chalén no recuerda el nombre)”.

Con Frostbite grabaron un EP en vivo, por lo que la banda sobrevivió hasta 2013 cuando Delgado, el guitarrista, decidió que era tiempo de cambiar la propuesta musical que ya no los llenaba.

“Pasó un tiempo en el que dejamos de frecuentarnos, aproximadamente 6 meses. En febrero de 2014 permanecí internado dos semanas en el hospital a causa de una enfermedad que prefiero no mencionar. Y esa fue la justificación para que me visitaran y retomáramos la idea de hacer un grupo”, agregó Chalén.

Ese mismo año la agrupación cambió de género y se inclinaron por el indie rock. Con esa decisión, el nombre de la banda cambió de Frostbite a Lorenzo Once. En esta etapa grabaron su primer sencillo de rock, ‘Autopista’, que se puede escuchar en Spotify.

A inicios de 2015 tenían varios temas con el que grabaron su primer EP, Tomografía, que publicaron en mayo de ese año. Dicen que su título se relaciona con la psiquiatría y la neurología. “Seguíamos con el problema de los bateristas. La mayor parte del tiempo el proyecto lo dirigíamos los tres  (Jean, Búho y yo), hasta que un amigo de Chalén le presentó a Jessye Solórzano”, indicó Tacuri.

Según sus compañeros, Solórzano, exbaterista de Arcade, tocaba la batería en un proyecto de metal gótico. Él quiso experimentar con el rock indie y por eso ingresó a Lorenzo Once.

Acerca del nombre, Chalén explicó que Lorenzo Once surgió como una broma que se hacían entre ellos de que estaban “locos”, porque cada uno tiene otras profesiones alejadas de la música.

Chalén y Delgado son ingenieros en Telecomunicaciones. Solórzano se graduará en carrera en Ingeniería en Informática. Tacuri es odontólogo y fotógrafo.

También escogieron el nombre a raíz de sus charlas sobre las enfermedades mentales (que eran tratadas en el antiguo hospital psiquiátrico Lorenzo Ponce).

El 27 de enero de este año Lorenzo Once presentó su segundo EP, Nueve meses, en el Teatro Martenot, de la Escuela de Imagen y Sonido Paradox, en Urdesa (Guayaquil). El nombre de su producción es una analogía al nacimiento de su producción con el que quieren destacar y demostrar que ya están listos para una carrera profesional en la música, comentó Chalén.

Ese mismo EP fue el que llamó la atención de Eduardo Hidalgo, director de la productora Cura Ludorum, quien los invitó a ser parte del sello discográfico. En el concierto de lanzamiento de Nueve meses estuvieron acompañados por la banda de rock psicodélico Telémaco y por el reconocido artista guayaquileño Ricardo Pita.

Tacuri indicó que realmente demoraron alrededor de 6 meses en la grabación del mismo, y lo hicieron en su propio estudio conocido como ‘La Casa del Búho’.

El bajista creó ese sitio con los  estudios de producción musical que adquirió en el extinto Instituto Tecnológico de Artes del Ecuador (ITAE).

El cuarteto, que tiene influencias de agrupaciones como Little Joy, The Strokes, Artic Monkeys, The Phoenix, entre otros, trata de coordinar sus agendas de trabajo y estudios para ensayar en las noches hasta las madrugadas, y los fines de semana.

A pesar de ensayar y presentarse en conciertos, según ellos con “bajo perfil”, los miembros de Lorenzo Once están listos para grabar su primer disco profesional entre julio y agosto.

En su agenda tienen previsto dos conciertos en Quito y Cuenca, en marzo. Además estarán en el Focha Fest, el 11 del mismo mes, en la ciudadela Naval Norte, en Guayaquil. Ahí tocarán con Pánico, Telémaco, Kid Noise, La Iguana Invisible, Ficus y Porno. En abril irán al Festival Ecopulso, organizado por Telémaco. (I)

Últimas noticias