Lunes, 18 Septiembre 2017 00:00 Justicia

Desde el 1 de agosto se desarrolla en el distrito quitumbe

Plan contra la violencia de género cobija a 18 mujeres

Los oficiales de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) visitan constantemente a las mujeres en custodia.
Los oficiales de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) visitan constantemente a las mujeres en custodia. Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

En sectores de Guayas y Manabí con alto índice de maltrato y femicidio, se ampliará el programa de alerta temprana.

Redacción Justicia

La Policía custodia a 18 mujeres por encontrarse en peligro de violencia de género. Ellas habitan en el sector de Quitumbe, al sur de Quito, provincia de Pichincha. No se conocen pero sus historias son similares.

En Chillogallo vive Marina (nombre protegido). En agosto agentes policiales tocaron su puerta porque fue reconocida como una posible víctima con alto riesgo de violencia de género. Esto es resultado de sus constantes llamadas de auxilio al Sistema Integrado de Seguridad ECU-911.

Los gendarmes realizaron un test a Mariana para conocer su situación familiar. Le preguntaron si deseaba tener custodia policial para proteger su vida y la de sus hijos, y ella aceptó. Además recibió indicaciones sobre dónde acudir en caso de sufrir violencia física, sexual o psicológica, en qué lugar presentar las denuncias y cómo proteger a sus vástagos.

Los agentes de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de Quitumbe acuden tres veces al mes al domicilio de la mujer para conocer el estado de convivencia.

Mariana es una de las beneficiadas con la custodia policial, modalidad que forma parte del Plan Piloto contra la violencia de género y femicidio, que el Ministerio del Interior implementó desde el 1 de agosto de este año.  

El ministro del Interior, César Navas, indicó que este plan piloto se desarrolla en el sector de Quitumbe, donde se registraron seis femicidios en 8 meses. Explicó que en las próximas semanas el plan se aplicará en tres zonas más de Guayas y Manabí, donde  hay un considerable número de víctimas de femicidio.

¿Cómo funciona el plan?

Lucia (nombre protegido), moradora del sur de Quito, denunció que su pareja, quien trabaja como guardia de seguridad privada, le envió una carta con frases amenazantes, y en su interior depositó tres balas.

La joven junto con su familia permanecen bajo custodia de la Policía, que visita su casa de forma constante. La autoridad identificó al posible agresor y solicitó a los directivos de la empresa, en la que trabaja, que se le retiren su arma de fuego.

Diego Tipán, subsecretario interno del Ministerio del Interior, detalló que el plan piloto es un sistema de alertas tempranas que permite un cruce de información entre varias instituciones del Estado, a fin de determinar qué personas se encuentran en riesgo.  

El funcionario explicó que las 18 mujeres con custodia policial fueron beneficiadas con esta medida por las denuncias en el sistema de salud, justicia y ECU-911. “Una vez que obtenemos estos datos enviamos una alerta temprana a la UPC más cercana al domicilio y se desplaza a la residencia de la víctima”.

Los policías al llegar al lugar emprenden una campaña de sensibilización, posterior a ello activan en el celular de la denunciante el sistema del botón de seguridad que envía una alerta a la UPC más cercana en caso de emergencia, señaló.

Además, se entrega a la mujer un folleto, en el cual se señala los patrones de riesgo en su hogar y expareja, así como los sitios a los que puede acudir en caso de violencia.

Tipán dijo que en el primer mes  de implementación del plan se determinó que las víctimas de violencia de género fluctúan en edades  entre 20 y 30 años. La mayoría de las mujeres que están bajo protección son de la ciudad.

El contacto con el agresor es mínimo - explicó Tipán- con el fin de evitar episodios de violencia por causa de la denuncia. Pero esta persona permanece bajo observación de las unidades de inteligencia de la Policía.

Si existe agresión, nuevamente, se solicitará que el caso tenga un seguimiento penal  y así un juez dicte medidas de seguridad e identifique posibilidades de riesgo.

La sensibilización en roles de género

Para la implementación de este plan se capacitó a 175 policías del distrito Quitumbe en el tema de cómo prevenir y erradicar la violencia de género.

Vanessa Jara, funcionaria de la Policía, indicó que en las capacitaciones los participantes conocen sobre los roles de género.

Reveló que en el distrito Quitumbe el 80% de llamadas de auxilio es por violencia intrafamiliar. “Es importante que las víctimas accedan a la protección de la Policía, porque queremos evitar más muertes por femicidio. Las mujeres que se encuentran bajo custodia deben conocer que existe una normativa legal que las protege y con base en eso trabajamos por su bienestar”. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

 

Twitter ET