Martes, 29 Noviembre 2016 00:00 Justicia

María Victoria: "Me siento decepcionada porque para mí la condena quedó en papeles"

María Victoria Peña cuestionó que el causante del accidente siga asilado en una clínica más de 45 días.
María Victoria Peña cuestionó que el causante del accidente siga asilado en una clínica más de 45 días. Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

La defensa de la víctima apeló a la sentencia contra el causante del accidente de tránsito y solicitará 58 meses de prisión y no 30 como se había decidido. La indemnización aún no se hace efectiva.

Redacción Justicia

“Yo puedo estar tranquila y con mi corazón en paz después de lo que me pasó, pero no quiero que este caso quede impune”, sostiene María Victoria Peña Tigrero, de 40 años de edad, quien la tarde del 21 de septiembre último perdió sus piernas en un accidente de tránsito en la vía a Samborondón.

Así, serena y decidida, se muestra María Victoria, desde la habitación que ocupa en el segundo piso de la clínica Kennedy-Alborada, en el norte de Guayaquil. En cada gesto, ella intercala una sonrisa.

A pocos pasos, Zaida, su única hermana, está pendiente de ella. En su ausencia, su teléfono celular y uno que otro libro, la acompañan. El jueves 24 de noviembre, a dos meses y tres días de la tragedia, el texto ‘Cuando solo Dios es la respuesta’, estaba sobre la cama que ocupa. La obra es de la autoría del predicador evangélico Márcio Mendes.

María Victoria no se declara seguidora de ninguna religión. Dice creer solo en Dios, ese ser supremo que día a día busca en la oración, no ahora sino siempre.

Es esa relación con Dios la que ha permitido a María Victoria perdonar a Carlos Eduardo Ruiz Macías, de 25 años de edad, quien conducía el  auto Chevrolet Optra, de placas GOB-0658 y que fue la persona que provocó el triple choque donde perdió sus extremidades.

Sin embargo insiste en que la justicia terrenal debe primar y Ruiz tiene que cumplir su condena de 30 meses de prisión en un Centro de Rehabilitación Social (CRS), tal como lo sentenció la jueza de Garantías Penales de la Unidad Judicial de Samborondón y no permanecer en una casa de salud privada aduciendo un cuadro clínico grave.

“Me siento decepcionada e indignada porque para mí la sentencia solo ha quedado en papeles. ¿Por qué digo esto?, porque el causante del accidente no está cumpliendo su condena en una cárcel como debe ser y permanece en una clínica supuestamente por trastornos en su salud”.

Conductor internado en una clínica

El certificado médico elaborado el 25 de octubre por peritos de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) por pedido de la Fiscalía menciona que Ruiz presenta ‘edema moderado a nivel de articulación del metatarso falángico del primer dedo del pie derecho’.

El documento detalla también que, el paciente ingresó a una clínica de la ciudad el 22 de octubre con un dolor lumbar moderado y dolor de cabeza con mareos. Además, la valoración psiquiátrica menciona que Ruiz sufre de un cuadro ansioso depresivo con dificultad para dormir, angustia, taquicardia, tendencia al llanto, ideas de muerte, entre otros trastornos.

Este cuadro clínico, según los peritos, ameritaba un tiempo de recuperación de 45 días contados a partir de la fecha del accidente, salvo complicaciones.

Esta situación para María Victoria debe ser investigada por el Consejo de la Judicatura. “Las autoridades (fiscal y juez) deben explicar por qué permiten que esta persona causante de un accidente permanezca más de 45 días asilado... él debería ya haber sido trasladado a un centro de privación de libertad”.

El abogado Dagoberto Silva López, defensor de la afectada, va más allá y revela que apeló a la sentencia para en audiencia solicitar el aumento de la pena contra Ruiz de 30 a 58 meses debido a la gravedad de sus lesiones.

El jurisconsulto criticó que la defensa de Ruiz haya intentado la libertad de este solicitando la suspensión condicional de la pena, pese a que no han cumplido con la indemnización de $ 362.100 dispuesta por el titular del juzgado. “Nos ofrecieron entablar un diálogo para definir cómo se iba a pagar la compensación, pero nunca aparecieron el día acordado ni han ofertado nada aún... esta falencia en la ley para el cobro de los pagos por reparación debe ser resuelta por los nuevos asambleístas a elegir el próximo año”.

La fecha para la audiencia de apelación no ha sido notificada y el abogado Silva cuestiona la demora en el envío del expediente a la Corte Provincial para que los magistrados de la Sala de lo Penal designada resuelvan. “Su tratamiento y recuperación marcha según los médicos, pero la justicia no camina, está estancada”, menciona.

Respecto a la atención médica recibida, la familia de la hoy discapacitada está satisfecha. El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) a través de la titular zonal, Yullet Erazo, está cumpliendo. La rehabilitación de la contadora y abogada marcha bien. ‘La atención recibida en la clínica ha sido satisfactoria’.

La Agencia Nacional de Tránsito (ANT), a través de sus directivos zonales también está cumpliendo. “Fueron ellos quienes asumieron la deuda por gastos médicos en la primera clínica donde le salvaron la vida a mi hermana”, recuerda Zaida Peña. El puesto de trabajo de la víctima está esperándola, según su hermana.

El actual gobernador del Guayas, Juan Salazar Caicedo, ratificó que como poder Ejecutivo, no van a desamparar a María Victoria y actualmente están coordinando con el Ministerio de la Vivienda, un crédito hipotecario para la adquisición de una vivienda que cumpla con los accesos (rampas y pasamanos) para personas con capacidades especiales. La adquisición de una prótesis está a cargo del IESS por el alto costo que representa. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Promo

Google Adsense