Los pillos se dirigieron directamente al cuarto donde estaba la caja fuerte

Ladrones le quitaron la vida al ‘Rey del morocho’

- 06 de octubre de 2017 - 00:00
Los delincuentes mataron a la víctima dentro de su casa, situada en el suburbio de Guayaquil.
Foto: José Morán / EL TELÉGRAFO

Una mujer adulta fue aprehendida y una adolescente aislada por su presunta participación en el delito.

Emilio Flores, de 83 años, quien era conocido como el ‘Rey del morocho’, estaba en casa con su hijo. De repente 2 jóvenes que siempre lo visitaban tocaron la puerta. Eran las 19:30 del miércoles, cuando detrás de ellas entraron 2 individuos con armas de fuego. “Mi hermano les abrió la puerta porque siempre iban a limpiar la casa y eran hijas de una antigua empleada doméstica”, dijo Carlos Flores.

El hecho ocurrió en la casa 1114, en las calles 30 entre Colombia y Venezuela, en el suburbio de Guayaquil. Uno de los delincuentes tapó los rostros del padre y el hijo con una camiseta y luego se los envolvió con la  cinta de embalaje con las que les amarró las manos.

“Mi abuelo era una persona de carácter fuerte. A lo mejor forcejeó y por eso le dieron un ‘cachazo’ en la cabeza, lo que ocasionó su muerte. Ahí lo dejaron tirado”, contó su nieto Roberto Aspiazu.

Él mencionó que una vecina que iba a dar unas tortillas a su familiar vio que en la casa había gente extraña. Ella tocó el timbre y los delincuentes salieron corriendo con bolsos y la caja fuerte. Las chicas se quedaron desatando a las víctimas.

El joven que estuvo en el asalto aseguró que las muchachas llevaron al piso de arriba a un ladrón, pues sabían que ahí, en una de las habitaciones, su padre guardaba una caja fuerte con los ahorros de décadas de trabajo, aproximadamente $ 20.000. El otro se quedó vigilándolos.

Germán Cevallos, jefe de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), informó que una  mujer fue detenida y la otra aislada por ser adolescente. “Se presume que el conviviente de una actuó en este evento”. El oficial agregó que ellas dijeron que fueron amarradas; sin embargo, la testigo las desmintió al igual que las pericias.

Hallazgo en los matorrales

El cuerpo de una mujer fue encontrado, a las 19:00 del miércoles, entre los matorrales de una loma en la Coop. Valle Hermoso, sector La Cantera, en Monte Sinaí, en el noroeste de la ciudad. Un hombre que iba a hacer sus necesidades biológicas lo halló. La víctima, de entre 25 y 30 años, no era identificada hasta el cierre de esta edición.

Germán Cevallos precisó que la fémina vestía una blusa gris, una falta jean y una licra, y precisó que tenía 2 cicatrices antiguas en el abdomen de cirugías o cesáreas.

El fiscal Julio Sánchez indicó que quien o quienes la mataron le dejaron la licra a media pierna, pero que aún no se determinaba si fue agredida sexualmente. Añadió que en el sitio se encontró un martillo con el que presuntamente le dieron los golpes en el cráneo y rostro. “Tenía entre 12 y 24 horas de fallecida”.

En el sector, una mujer que solo dijo llamarse Carmen indicó que en esa loma se reúnen muchachos a consumir droga, que incluso suelen dormir en el sitio.

Cevallos informó que se realizan las pericias de necrodactilia (recuperación de huellas dactilares) para identificar a la víctima y se revisa si hay denuncias de mujeres desaparecidas. Anunció también que desde ayer se ejecutan operativos en la zona, desde las 17:00 hasta las 19:00, para luchar con la problemática recién expuesta por moradores.

El oficial detalló que otro cuerpo fue hallado en Montebello, en el norte de la urbe. “Estaba desnudo en un  canal de agua y en estado de descomposición, porque tendría entre 10 y 15 días de fallecido. Sería un indigente que se cayó en otro lado y la corriente lo arrastró hasta aquí. Igual estamos investigando”. (I)

-------------------------

Los agentes no hallan la cabeza de una víctima

En la cooperativa Unión de Bananeros, en el Guasmo Sur de Guayaquil, en medio del temor de los vecinos, se velaba el cuerpo de Wellington Armando Tapuy Pacheco, de 36 años.

Quienes lo conocieron y jugaban fútbol con él no se explicaban por qué lo mataron y menos el motivo de abandonarlo sin cabeza.

El cadáver de Tapuy fue hallado, cerca del mediodía del miércoles, en la hacienda Heredero Ceballos, en el cantón El Triunfo, provincia de Guayas.

A pocos metros de él estaba otro cuerpo, el de un joven, de 21 años, identificado como Miguel Ángelo Benito Cortez, quien tenía heridas de armas de fuego.

De acuerdo, con un reporte de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased), el crimen ocurrió a las 03:00, aproximadamente. El hallazgo lo realizó Luis, quien se dirigía en moto a su trabajo.

Los agentes determinaron que las víctimas tenían familiares en la parroquia Virgen de Fátima, en el cantón Yaguachi (Guayas).

Las convivientes de las víctimas contaron que ambos salieron del sitio a las 22:00 del martes en una camioneta Ford, color roja, y les dijeron que iban a conversar. Hasta el cierre de esta edición no era localizada la cabeza de Tapuy. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: