Miércoles, 08 Febrero 2017 00:00 Justicia

La Unase descubre falso secuestro en Guayas

Redacción Justicia

La denuncia sobre un supuesto secuestro, este último fin de semana, movilizó al cantón Playas a la Unidad Antisecuestros y Extorsión (Unase) de la Policía. En el sitio, un comerciante de la zona revelaba que una de sus hijas, Ginger Patricia Ch.G., estaba en poder de un presunto delincuente, identificado como Fernando Guillermo G.Ch.

Inmediatamente, los agentes de la Unase mantuvieron contacto con el denunciante y otros familiares, a quienes recomendaron seguir todas las instrucciones para dar con el paradero de la mujer presuntamente secuestrada. El pedido de los agentes de la Unase se basaba en recibir los mensajes de texto sin levantar sospechas sobre el trabajo policial que se realizaba.

En esas circunstancias, con el uso de tecnología de rastreo de la señal del teléfono celular de donde se realizaba la extorsión, los investigadores localizaron la mujer en la vía a la Costa.

Cabe destacar que el presunto secuestrador fue denunciado por el progenitor de la mujer secuestrada por un supuesto robo en un local comercial de su propiedad en Playas, Guayas.

Para la liberación de la víctima, el individuo exigía el pago de $ 2.000 y el retiro de la denuncia de la Fiscalía del cantón, lo más pronto posible. El seguimiento de la señal del teléfono celular finalmente permitió situar a la secuestrada en la zona rural de la parroquia Chongón de Guayaquil.

En esa población, el equipo de agentes de la Unase observó a la mujer con el supuesto secuestrador en una actitud amigable. “La pareja conversaba sin ninguna muestra de violencia”, dijo uno de los gendarmes que intervino en el seguimiento.

Sin levantar sospechas, los gendarmes siguieron a la pareja por varios minutos, hasta que los abordaron y los retuvieron.

En esas circunstancias, Ginger Patricia fue revisada por los policías y en su poder se encontró el teléfono de donde se enviaban los mensajes de texto amenazantes.

En tanto, el individuo confesaba a los investigadores que se trataba de una simulación de secuestro que solo tenía como fin el retiro de la denuncia.

El padre de la mujer supuestamente secuestrada se mostró agradecido por el trabajo policial. (I)

La Fiscalía legaliza detenciones de los involucrados

Ginger Patricia Ch.G. y Fernando Guillermo G.Ch. fueron trasladados a la Unidad de Delitos Flagrantes de la Unidad Penal Albán Borja, en Guayaquil. Ahí el fiscal de turno dispuso las detenciones por delito flagrante y el análisis del teléfono celular que contiene los mensajes extorsivos. El aparato fue ingresado en cadena de custodia a las bodegas de la Policía judicial de la Zona 8. En la audiencia de formulación de cargos ambos quedaron con prisión preventiva. (I)

ENLACE CORTO