La contaminación de carga aqueja a los exportadores

- 14 de septiembre de 2017 - 00:00
El ministro del Interior, César Navas, escuchó las propuestas de los exportadores de Amcham Guayaquil.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

Los empresarios se reunieron con el ministro del Interior, César Navas, para presentarle propuestas de seguridad.

Uno de los principales problemas que enfrentan los exportadores del país es la contaminación con sustancias estupefacientes de los contenedores, tanto dentro como fuera de los puertos marítimos. “Desafortunadamente no podemos olvidarnos donde nos encontramos: en medio de dos países productores de estupefacientes. Nuestro país es un territorio de tránsito de las sustancias que salen hacia Centro y Norteamérica”, indicó César Navas, ministro del Interior.

Especificó que a nivel nacional - en lo que va del año- la Policía Nacional decomisó 67 toneladas de droga, de las cuales el 90% fueron incautadas en las terminales portuarias o iban dirigidas hacia estas.

El funcionario se reunió la tarde de ayer con socios de la Cámara Ecuatoriano-Americana de Comercio Guayaquil (Amcham), en el salón Centenario del hotel Holiday, en el norte de Guayaquil.

“Escuchamos los diversos requerimientos de sectores productivos y de comercio, principalmente con  Estados Unidos. Nos hemos comprometido con la Dirección Nacional de Antinarcóticos para revisar los protocolos de control y si es necesario optimizarlos”.

Sostuvo que es importante resaltar la corresponsabilidad que debe existir entre sectores.

Navas anunció que la primera acción será visitar el Puerto Marítimo de Guayaquil para verificar los procesos y que está en análisis una alianza público privada para mejorar la tecnificación en el control. “Esto tomará un poco de tiempo. Así se podrán evitar controles invasivos, sobre todo cuando son productos perecibles o que necesitan una cadena de frío que mantener”.

El funcionario mencionó que la otra preocupación que le expusieron los empresarios fue la seguridad durante el traslado de la carga, pues fueron asaltados o intimidados. Ahí le precisaron que se registraron casos en la vía a Daule y en la Perimetral. “Vamos a fortalecer los controles en esos sectores”.

Agregó que mañana se presentarán cifras exactas de las capturas de droga por vía marítima y en las que se emplearon vagones.

María Antonieta Reyes de Lucca, directora ejecutiva de Amcham, manifestó que hubo avances importantes y que la idea de la reunión era trasladarle al ministro las sugerencias para un adecuado manejo de la carga desde el puerto de origen hasta el destino.

“Hay que mejorar la competitividad, porque el tema de logística y seguridad imprime costos importantes a los productos, por eso buscamos que se reduzcan con prácticas eficientes que minimicen los riesgos de contaminación”.

Reyes destacó que una de las recomendaciones fue la implementación de escáneres para revisar la carga que sale al mercado internacional sin ser invasivos.

“El tiempo que se pierde y los costos adicionales le quitan competitividad a nuestros productos. No tengo los costos a la mano, pero es un porcentaje importante el que se grava sobre el cargo total. No buscamos que no se hagan inspecciones, eso que quede claro, sino que sean más ágiles y se aproveche la tecnología”.

Añadió que desean recibir sugerencias de la Policía Antinarcóticos para conocer acerca de los perfiles de riesgos.

Bernardo Malo, titular de una empresa exportadora de productos tropicales, coincidió en que uno de los múltiples problemas que comprometen la competitividad es la contaminación con droga fuera y dentro de los puertos marítimos.

“Creemos que existen puntos críticos. Por ejemplo, hay zonas determinadas como el cantón El Carmen, en Manabí, donde hay riesgos. Los operativos y la disuasión deben incrementarse. El sector exportador está temeroso de que le vulneren las seguridades, a pesar de que hemos invertido también”.

Enfatizó que por los inconvenientes en el puerto “se les ha pasado factura a los exportadores. Hay una revisión aleatoria de la Policía Antinarcóticos y comprendemos que nos toca asumir esos costos. Sin embargo, hay otra instancia de inspección conocida como preembarque”.

Malo explicó que en ese momento solo se abre el contenedor para comprobar que no hubo contaminación con la modalidad de ‘gancho ciego’. Esta es una técnica del narcotráfico que consiste en romper sellos, ingresar bultos con droga y volver a cerrar el vagón con otros candados clonados.

“Suele ocurrir dentro del puerto, entonces no debería correr por nuestra cuenta. Apoyamos los controles, pero no que el 100% de gastos los paguemos nosotros”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: