Lunes, 04 Septiembre 2017 00:00 Justicia

Habitantes de socio vivienda exigen más seguridad

Un menor y 2 presuntos delincuentes fueron los que dispararon a Byron Alvarado en el ojo, lo que provocó su muerte. El hecho sucedió en el sector La Favela.
Un menor y 2 presuntos delincuentes fueron los que dispararon a Byron Alvarado en el ojo, lo que provocó su muerte. El hecho sucedió en el sector La Favela. Foto: Karly Torres / El Telégrafo
Redacción Justicia

En las próximas horas, la Fiscalía reformulará cargos contra los 3 implicados en el asesinato del taxista Byron Jefferson Alvarado Aguilar, de 41 años, ocurrido la tarde del miércoles último en el sector La Favela, en la urbanización Socio Vivienda 2, en el noroeste de Guayaquil.

“El fiscal Víctor León, durante la audiencia de formulación de cargos, inició la instrucción contra los detenidos, entre ellos un adolescente, por el delito de robo con lesiones, pero al enterarnos de la muerte del ciudadano, lo que corresponde ahora es reformular cargos por el delito de robo con muerte, cuya pena es de 22 a 26 años, según el Código Orgánico Integral Penal”, manifestó el funcionario de la Fiscalía, Víctor González, quien actuó el día de los hechos en la ciudadela.

En tanto, la esposa y los 2 hijos del taxista asesinado abandonaron la casa en la cual habitaban hace 3 años, en Socio Vivienda.

“Puede usted creer que los propios agentes de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de la zona recomendaron a la esposa de mi primo que se fuera a vivir a otro sector de la ciudad porque su vida corría peligro”, manifestó Kenia López, prima del occiso.

La mujer agregó que los detenidos son delincuentes contumaces que tienen asustados a los moradores del sector.

“Las versiones que como familiares hemos recogido en la zona confirman que no es la primera vez que estos malhechores disparan contra la gente honesta. Anteriormente, ya balearon la casa de una moradora que los enfrentó, pero no lograron herirla”, indicó indignada López.

Además, la denunciante reveló que los detenidos son miembros de una banda “que utiliza a menores de edad para portar  armas y disparar, a sabiendas de que las penas para ellos son muy benévolas en nuestro país”.

Hasta el cierre de esta edición no fue posible que el coronel Marcelo Castillo y el mayor José Cóndor, jefes del distrito policial Nueva Prosperina, se pronunciaran.

El Ministerio del Interior investiga el accionar de los gendarmes del sector Socio Vivienda. (I)   

 

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET