Lunes, 14 Noviembre 2016 07:03 Justicia

Contratos de la estatal con empresas de papel, destacan en la investigación

En 2012 EL TELÉGRAFO ya reveló actos de corrupción en la estatal Petroecuador

En 2012 EL TELÉGRAFO ya reveló actos de corrupción en la estatal Petroecuador
Foto: Archivo/El Telégrafo
Redacción Justicia

La unidad de investigación del diario público EL TELÉGRAFO evidenció ya, en 2012, actos de corrupción ligados con contratos de Petroecuador con ‘empresas de papel’, cuando Marco Calvopiña fungía como gerente general de la estatal petrolera.

El citado exfuncionario, ante la revelación de este diario tuvo que ejecutar las garantías y rescindir los contratos de manera especial con la empresa Gesmatec S.A., mientras que con Termoamazonas S.A. dijo que sometió los contratos a análisis. Calvopiña, quien gerenció Petroecuador hasta julio de 2015, fue detenido el 11 de noviembre pasado, como uno de los implicados en la red de corrupción de la estatal.

Debido a la investigación periodística  titulada ‘Empresas de papel con contratos millonarios con Petroecuador’, el periodista de este medio Nelson Silva, incluso, obtuvo un reconocimiento dentro de los premios periodísticos Jorge Mantilla Ortega, en 2013 (ver foto).

En esas seis publicaciones (ver gráfico) se comprobó, amparados en documentos que, por ejemplo, exfuncionarios de Petroecuador estaban ligados con empresas con capital irrisorio, que no poseían maquinaria ni infraestructura y que presentaron documentos falsos.

En la primera entrega publicada el 23 de agosto de 2012, con base en la denuncia que data del 29 de julio de 2011 presentada en la Secretaría de Transparencia de Gestión, se comprobó -tiempo después- que justamente empresas como Termoamazonas S.A y Gesmatec S.A habían presentado ofertas falsas (2011) para conseguir jugosos contratos con el Estado.

En el caso de Termoamazonas se detalló que con documentos falsos y patrimonio irrisorio ganó el contrato EGER-CC-CO-004-2011, a través del portal de Compras Públicas por la suma de $ 10’569.740,15, según los reportes que entregó el Servicio de Rentas Internas (SRI).

En cambio, Gesmatec S.A. fue beneficiada con contratos por $ 63 millones, sin embargo entre 2008 y 2010 reportó ante el SRI ventas de apenas $ 23,62. La empresa también presentó inconsistencias con sus accionistas y funcionarios.

Por ejemplo, la empresa radicada en Quito tenía a Ana Lucía Charig Asadovay como su gerente y accionista del 13,33%. Sin embargo en el Registro Civil y en el SRI constaba que ella solo poseía instrucción primaria, se dedicaba a los quehaceres domésticos y  que su residencia era Riobamba. Además tenía una tienda de abarrotes.

Asimismo, tenía como accionistas (13,33) a Myriam del Rocío Garcés Rosero, también dedicada a los quehaceres domésticos; y otras personas más. Incluso tenía como accionistas a extrabajadores de Petroproducción, entre ellos Víctor Hugo Arias Silva, Marcelo Fabián Cedeño Cedeño, Fausto Hernán Jara Martínez y Paúl Edmundo Sánchez Vivas.

Luego de determinarse la presunta falsedad de ofertas de estas empresas, la Secretaría de Transparencia y Fiscalía analizaron la posible afectación millonaria al Estado.
En la publicación del 24 de agosto de 2012, EL TELÉGRAFO reveló que, tras conocer que estas empresas afectaron al Estado, justamente Petroecuador procedió a “ejecutar las garantías y rescindió dichos contratos”. De la empresa Gesmatec S.A, el Estado recuperó $ 17 millones.

Este diario verificó en ese entonces que la estatal petrolera terminó unilateralmente su relación contractual con la compañía Ghozanty S.A.

En una nueva entrega del 27 de agosto del 2016, este Diario publicó que al menos 16 exempleados de Petroecuador y algunos en ese entonces aún activos (exgerente de Exploración y Producción y personal de las subgerencias Financiera y de Operaciones) habrían contribuido para que ‘empresas de papel’ que tenía como accionistas a carpinteros, hoteleros, tenderos, taxistas, profesores, amas de casa, extrabajadores de Petroproducción e ‘inversionistas’ que actuaban en negocios variados y con relaciones familiares entre sí, consigan contratos con el Estado.

Tras conocer las irregularidades en esos dos contratos, Calvopiña manifestó en esa época en entrevista con EL TELÉGRAFO que una de las falencias de Petroecuador es que “probablemente no hacemos una verificación de la información que no presentan (las contratistas) cuando se califica”.

Según el extitular de Petroecuador, el incumplimiento de la contratista (Gesmatec S.A) no provocó un efecto de lucro (cesante) para la empresa estatal, lo que significó que “cumplimos la meta de producción de petróleo que teníamos para 2011, sino que la sobrepasamos en el 107%, que fue de alrededor de 3 millones más de barriles de petróleo”.

Es frente a las irregularidades que han envuelto a los diferentes gobiernos con la estatal petrolera que la semana pasada el candidato presidencial Lenín Moreno (PAIS) propuso  luchar contra la corrupción de Petroecuador.

Dijo que de llegar a Carondelet, propondrá la creación de una comisión conjuntamente con la Organización de las  Naciones Unidas (ONU) para “moralizar de arriba para abajo”.

De allí que incluso indicó: “Le solicité a Ban Ki Moon, secretario general de la ONU, que nos ayude en ese tema, porque el asunto de Petroecuador no es de ahora”. En una entrevista en el Ecuadorinmediato.com, Moreno manifestó que en el pasado no solo involucró a funcionarios, sino que “eran los gobiernos los corruptos”. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Promo

Google Adsense