La defensa del exministro asegura que continúan las conversaciones con el Fiscal General Carlos Baca Mancheno

Carlos P.Y. espera el acuerdo de cooperación

- 01 de Septiembre de 2017 - 00:00
Por tercer día consecutivo, ayer continuó en Quito la audiencia de apelación a la sentencia por el delito de cohecho en el caso de corrupción en Petroecuador.
Foto: Patricio González / EL TELÉGRAFO

Desde el martes enfrenta en Quito la audiencia de apelación a la sentencia de 5 años por el delito de cohecho en el caso Petroecuador. El fiscal insiste en que se le incremente la pena a 7 años.

A 21 días de haber llegado al país y de entregarse a la justicia ecuatoriana, Carlos P.Y., exministro de Hidrocarburos y exgerente de Petroecuador, aún no logra un acuerdo de cooperación eficaz, con la Fiscalía General del Estado, para revelar todo lo que sabe sobre la red de corrupción en la estatal petrolera, a cambio de reducir hasta en 80% la sentencia que se le aplique en los procesos legales en su contra.

Desde el martes pasado, enfrenta la audiencia de apelación de la sentencia de 5 años de prisión que se le impuso por el presunto delito de cohecho en el caso Petroecuador, a él y a 9 personas más, mientras que a otros 6 se les aplicó la pena de 2 años y medio de cárcel.

El fiscal del caso, Juan Carlos Zúñiga, planteó en la audiencia la apelación de la sentencia y el incremento de la pena para los sentenciados, en un tercio; para Carlos P.Y. pasaría de 5 a 7 años.

“Lo que hemos pedido es que se tome en cuenta uno de los agravantes que establece el Código Integral Penal, que es el hecho de la participación de 2 o más personas en el delito y, por tanto, se aumente la pena al máximo, en este caso de 5 años, el tercio, pero eso lo valorará el Tribunal”, dijo Zúñiga.

Consultado si de concretarse el acuerdo de cooperación eficaz, esto se aplicaría en el caso de cohecho, respondió: “Es un asunto que lo está manejando nuestra máxima autoridad que es el señor Fiscal General del Estado”.

El abogado defensor de Carlos P.Y. Reinaldo Zambrano, fue más claro al señalar que no sería aplicable a este caso, en virtud de que aún no hay acuerdo.

Tras señalar que las conversaciones con el fiscal Carlos Baca Mancheno sobre la cooperación eficaz han sufrido un alto en estos días porque como defensor de Carlos P.Y. se ha dedicado a la audiencia que se inició el martes y que continuaba hasta el cierre de esta edición, aseguró que se avanza en el objetivo.

“Las conversaciones sobre el acuerdo de cooperación continúan”, insistió y sobre el anuncio de que se concretaría en estos días, dijo que no se puede poner plazos a la Fiscalía ni a su autoridad.

“Este tipo de conversaciones puede durar mucho tiempo, hasta que las partes estén de acuerdo en todos los puntos”.

Entre tanto, en el piso 11 del complejo judicial, por tercer día consecutivo ayer continuó la audiencia de apelación de la sentencia por cohecho, bajo la dirección del Tribunal integrado por los jueces: Miguel Narváez (ponente) Carlos Figueroa y José Jiménez.

Desde el martes y hasta el cierre de esta edición habían intervenido los abogados de 14 de los 16 procesados, quienes expusieron sus argumentos para deslindar su responsabilidad. Los jueces del Tribunal Apelaciones solo escuchaban y, de vez en cuando, pedían una aclaración.

El presidente del Tribunal de Apelaciones o juez ponente, Miguel Narváez, dijo que la intención era concluir ayer mismo la audiencia, aunque ello dependía de las intervenciones de los abogados, a los cuales no puede limitarlos porque lo podrían acusar de que está coartando el derecho a la defensa. (I)