Martes, 27 Septiembre 2016 00:00 Justicia

Calais: 3 meses de vida

Calais: 3 meses de vida

El presidente francés, Francois Hollande, visitó la ciudad que alberga el campamento de refugiados más grande de su país. Allí dijo que lo desmantelará antes de fin de año.

AFP

El presidente de Francia, François Hollande, prometió que el campamento de migrantes de Calais, donde se agolpan entre 7.000 y 10.000 personas, será “completamente desmantelado antes de fin de año”.

“He venido a Calais para confirmar la decisión que tomé con el gobierno (...) de desmantelar definitivamente, completamente, rápidamente, es decir antes de fin de año el campamento de migrantes de Calais”, declaró Hollande, quien visitó ayer por primera vez esta ciudad a orillas de la Mancha.

El mandatario francés hizo un llamado a los británicos a que “asuman su parte” de responsabilidad para resolver esta crisis.

Miles de migrantes, la mayoría provenientes de Sudán y Afganistán, viven actualmente en este campamento conocido como la ‘Jungla’, donde aguardan en condiciones infrahumanas una oportunidad para cruzar a Reino Unido.

“Estoy determinado a que los británicos participen en el esfuerzo humanitario que Francia está realizando en Calais”, declaró Hollande.

El gobernante se reunió con la Policía, políticos locales, asociaciones humanitarias y empresarios, pero no está previsto que visite el campamento de migrantes.

A siete meses de las elecciones presidenciales, la inmigración ha acaparado la campaña de una parte de la derecha con el objetivo de cortejar a los electores del ultraderechista Frente Nacional que, según los sondeos, pasaría a la segunda vuelta de las presidenciales.

El expresidente Nicolás Sarkozy, candidato a las primarias de la derecha, visitó Calais la semana pasada y llamó a restablecer los controles en las fronteras para evitar que Francia sea “sumergida” por los migrantes.

Sarkozy y sus simpatizantes multiplican los ataques contra la política del gobierno socialista y critican la apertura anunciada de centros de migrantes en todo el territorio para acoger a miles de personas evacuadas de Calais y de campamentos informales en París.

Hollande, que hasta ahora se había mostrado discreto sobre el tema de la inmigración, ha entrado de lleno en el debate.

El sábado visitó uno de los 164 centros que abrirán sus puertas y prometió que Francia “no será un país de campamentos de migrantes”, en referencia a las críticas de una parte de la derecha que estima que este plan no solucionará el problema sino que al contrario creará varios ‘mini-Calais’.

Calais se ha convertido en un símbolo de la incapacidad de Europa para manejar la llegada masiva de migrantes y refugiados que cruzan el Mediterráneo huyendo de la guerra y la miseria.

Los planes de reubicar a los migrantes han provocado protestas en algunas localidades del país. El sábado, cientos de personas se manifestaron en la acaudalada Versalles, al oeste de París, contra el proyecto de apertura en la zona de un centro de acogida de migrantes.

Francia, que ha registrado 80.000 nuevos pedidos de asilo en 2015 frente a cerca de un millón en Alemania, es considerado fundamentalmente como un país de paso para los migrantes que se dirigen a Reino Unido. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Promo

Google Adsense