Martes, 07 Febrero 2017 00:00 Justicia

886 policías desvinculados en 4 años por alejarse de su misión

Los policías que transgredan la ley de la institución serán sancionados o separados de las filas.
Los policías que transgredan la ley de la institución serán sancionados o separados de las filas. Foto: cortesía del Ministerio del Interior

En 2016, el Ministerio del Interior separó a 102 gendarmes de la institución por actos indisciplinarios. En menos de dos meses, hay tres detenidos.

Redacción Justicia

El policía Néstor Leonardo G.A., de 34 años, fue detenido -antes del amanecer del domingo- luego de que supuestamente hurtara un celular y un cargador de una vivienda, donde se realizó un allanamiento.

De acuerdo con un reporte policial, la incursión se realizó en una casa situada en la dirección Geovanny Calles y Punín, en el sector Calderón, en Quito. Ahí, los agentes decomisaron alcaloides (no se precisó la cantidad) y capturaron al colombiano Jairo Andrés C., de 36 años.

Posteriormente, la ciudadana París G., quien también estaba en el inmueble, informó que no encontraba su celular y cargador.

El fiscal que participaba en el operativo solicitó que se revisara el sitio. El dispositivo fue encontrado en el patio, mientras que el cargador se halló en el bolsillo del policía que se encargaba de brindar seguridad en la acción.

El día anterior, en Machala, provincia de El Oro, fue aprehendido otro gendarme por conducir en estado de embriaguez. Un policía que circulaba por el estadio 9 de Mayo observó que un hombre que manejaba una camioneta con vidrios polarizados aceleró al ver el patrullero e hizo una maniobra que casi termina en accidente.

El policía encendió las balizas y persiguió al chofer. Además, usando un megáfono, le pidió al infractor que se detuviera, pero no lo hizo.

A la altura de las calles Manuel Estoma y Santa Rosa el individuo paró la marcha al ver el patrullero frente a él.

El uniformado le pidió los documentos de conducción y este dijo no tenerlos y que no entendía por qué se los pedía si no había hecho nada. Mientras hablaba, el olor que emanaba delató que estaba alcoholizado, por lo que fue llevado a las oficinas de la Jefatura provincial de Tránsito, donde se le realizó la prueba de alcoholemia.

El resultado fue positivo y el nivel de alcohol por cada litro de sangre fue de 4,97 gramos. Ahí conocieron que se trataba de Robert Paúl P.L., miembro activo de la Policía, en grado de cabo primero.

La sanción que enfrentaría es de 30 días de privación de libertad, el pago de una multa de tres salarios básicos unificados y suspensión de la licencia durante 60 días.

El 2 de febrero, el policía Osmar J.Ch.V. fue detenido junto a cuatro sospechosos de pertenecer a una supuesta banda de asaltantes de locales comerciales y entidades bancarias en Guayaquil. Las aprehensiones ocurrieron la tarde del último martes en las inmediaciones de la avenida Benjamín Rosales, a la altura de una gasolinera de la zona, frente a la Terminal Terrestre.

El año pasado fueron desvinculados 102 policías por alejarse de la verdadera misión para la que ingresaron en la institución. En los últimos cuatro años, 886 gendarmes fueron separados de las filas policiales.

El ministro del Interior, Pedro Solines, durante una entrevista con este diario se refirió al tema de los policías desvinculados, al señalar que se seguirá el debido proceso a los que cometan actos fuera de la ley.

Una vez que se compruebe el delito será separado de la institución. Desde 2013 hasta 2016 se desvincularon 886 policías. (I)

ENLACE CORTO

Posesiones Presidenciales

Promo

Google Adsense