Miércoles, 15 Febrero 2017 00:00 Justicia

3.961 expedientes de personas desparecidas fueron resueltos

Los familiares de David Romo, Telmo Orlando Pacheco, Fernanda Guerrero quieren saber qué les pasó.
Los familiares de David Romo, Telmo Orlando Pacheco, Fernanda Guerrero quieren saber qué les pasó. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

66 casos emblemáticos que son seguidos por el presidente de la República, Rafael Correa, están pendientes de completar investigación.

Redacción Justicia

Telmo Pacheco busca a su hijo Telmo Orlando, desde 2011. El joven desapareció en la ciudad de Loja, cuando tenía 33 años. Su padre narró que un 2 de noviembre, su vástago le mencionó que viajaría a esa localidad con el fin de participar en un retiro espiritual, desde ese día lo perdieron.

Pacheco no ha dejado de buscar a su vástago. Hace cuatro años se unió a la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec). Las calles se transformaron en su escenario de protesta para el padre que perdió a un hijo. “Exigimos al Estado verdad y justicia,  por nuestros familiares, puesto que los procesos de investigación no avanzan”.

De los 4.402 expedientes registrados en la Fiscalía General del Estado en los últimos tres años, 3.961 causas, es decir el 90%, fueron resueltas. Pero el caso de Telmo Orlando Pacheco está entre los 441 desaparecidos que aún faltan por hallar, sean vivos o muertos, y aprehender al culpable para que sea juzgado.

De enero al 1 de febrero, la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), recibió 507 denuncias de posibles desapariciones a nivel nacional, de las cuales el 75% fue solucionada, y el 25% continúa en investigación. En el país existen 16 fiscales que trabajan en las unidades especializadas de investigación personas desaparecidas, creadas en abril de 2014. Cinco agentes se concentran en Quito y los 11 restantes en las provincias de mayor registro de casos, indicó Patricio Vásquez, coordinador de esta dependencia.

Desde 2013, el presidente de la República, Rafael Correa, y el fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, entablaron un diálogo directo con los familiares de personas desaparecidas para analizar el avance de 96 casos emblemáticos o de “seguimiento presidencial”.

Vásquez reveló que los agentes de la unidad investigaron 96 casos, de los cuales 66 se encuentran pendientes. Además, en cuatro expedientes se lograron sentencias contra los asesinos.

Desde hace tres años, dijo, los familiares de los desaparecidos se reúnen cada seis meses con el Primer Mandatario para analizar el avance de las investigaciones.

“Para nosotros todos los casos de desaparición son importantes y no descansaremos en resolverlos”.

Lourdes Mejía tiene siete años buscando a su hija Fernanda Guerrero. La joven desapareció tras salir de su trabajo, en el sur de Quito. Ella se reuniría con su expareja, y no la volvió a ver. 

Recordó que hace seis años, la Policía realizó tres barridos en la zona, donde posiblemente desapareció, pero no hubo resultado. Mejía es miembro del colectivo Desendor, que agrupa a 234 familiares de personas desaparecidas.

Según su base de datos, existen 540 casos sin resolverse y por clasificarse en extraviados con vida y muertas. “El Gobierno resolvió casos importantes. Ahora, nuestra preocupación es que el nuevo presidente mantenga la investigación de los 66 casos. Queremos a nuestros familiares en casa”. (I)

ENLACE CORTO

Posesiones Presidenciales

Banner

Últimas noticias

Promo

Google Adsense