3.541 personas vuelven a casa

- 30 de Agosto de 2017 - 00:00

La Policía Nacional informó que el 60% de personas perdidas es de hombres y el 40% de mujeres.

El 2% de las 3.979 desapariciones reportadas por la Policía entre el 1 de enero y 28 de agosto de este año es producto de asesinatos, el resto de casos tiene motivaciones sociales, económicas, sentimentales o circunstanciales.

El teniente coronel Henry Herrera, jefe (e) de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) de la Zona 8, reconoció que la mayoría de casos de personas extraviadas ocurre en ciertas épocas del año. Por ejemplo, en la finalización del año lectivo, los días de la Madre o del Padre, San Valentín, en las quincenas o fines de mes.

“Esto provoca que las personas, adolescentes o adultos, con problemas de calificaciones, económicos o sentimentales desaparezcan para evadir el problema”, dijo Herrera.

“En el 89% de los casos resueltos (3.541) se evidenció que las personas también desaparecen porque son víctimas de la delincuencia o sufrieron un percance de tránsito, lo cual motiva sus internamientos en casas de salud muy lejanas a sus residencias”.

Herrera recordó que una persona es considerada desaparecida desde que se asienta la denuncia en la Fiscalía o la Policía. “Antes, las familias esperaban que pasaran 48 horas para reportarlo”.

Ahora los protocolos de búsqueda se activan de inmediato en el entorno de la persona desaparecida, luego en su círculo social (amigos y conocidos) y por último en hospitales, asilos, centros de rehabilitación social, refugios, anfiteatros, etc.

El general Marcelo Tobar, jefe de la Zona 8, mencionó que las desapariciones de adultos mayores, como el caso de José Bombón Teneda, de 86 años (foto), ocurren en una proporción muy baja. “Los ancianos desaparecen porque sufren de alzhéimer o demencia senil”.

Luis Bombón contó que su padre desapareció el 28 de octubre de 2015 cuando salió de Ambato con dirección a la vivienda de su hermana Elsa, en Guayaquil. El anciano fue hallado en la casa de acogida Hermana Fausta de la Caridad, de la urbe porteña.

Las cifras de la Dinased revelan que el 60% de desaparecidos son hombres y el 40% mujeres. El 90% está entre los 16 y 35 años. (I)