Mal estado del alcantarillado genera malestar en el norte

| 11 de Febrero de 2017 - 00:00

Las lluvias del sábado y domingo de la semana pasada generaron que viviendas de las ciudadelas Guayacanes, Samanes, Alborada y Polaris se inundaran.

Gerardo Tutivén, habitante de la 13ª etapa de La Alborada, aseguró que en su casa el agua llegó hasta las rodillas y dañó las puerta de madera.

“Este problema tiene muchos años y las autoridades no lo resuelven. En algunas casas el agua dañó electrodomésticos, inclusive”.

Yolanda Zambrano, quien habita en Polaris, se quejó porque toda la urbanización se inunda.    

“Ni en carro se puede ingresar. En la noche no podemos dormir porque con cada lluvia tenemos que levantarnos a mover los vehículos a sitios más altos. Es inaudito que tengamos más de 10 años con este problema y la municipalidad no logre solucionarlo”. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: