Viernes, 14 Octubre 2016 00:00 Guayaquil

Ayer se firmó el contrato de la planta las esclusas

El alcantarillado para el sur de Guayaquil cuesta $ 205 millones

Redacción Guayaquil

Contar con conexiones intradomiciliarias, rehabilitar el alcantarillado sanitario y poseer una planta de tratamiento de aguas residuales son los tres componentes que forman parte del plan de universalización del centro y sur de la ciudad.

El contrato para esta obra se firmó ayer en el Salón de la Ciudad, costará $ 205 millones y promete servir a un millón de habitantes.

Andrés Mendoza, presidente del directorio de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil (Emapag), consideró que la obra es única en Ecuador y que está dirigida a mejorar la calidad de vida de los habitantes más pobres de Guayaquil.

Agregó que con la implementación de este programa se solucionará una serie de problemas relacionados a las aguas residuales, que generan fuertes afectaciones para los moradores del sur.

José Luis Santos, gerente general de Emapag, detalló que para realizar esta infraestructura se contó con el financiamiento del Banco Mundial y Banco Europeo de Inversiones. “Cada uno aportó con $ 102,5 millones”.

Aseguró que el plan contempla que a la red pública de alcantarillado se conecten 30.000 familias, que representan el 18% de los habitantes del sur de la urbe, que no lo han hecho no porque carecen del servicio, sino por la falta de recursos.

Para ello, a través de una ordenanza, se les otorgó el financiamiento para que puedan pagar el valor de la conexión. (I)

ENLACE CORTO