Viernes, 18 Agosto 2017 00:00 Política

El exministro acudió a la fiscalía el miércoles

Wilson Pástor cuestionó el informe de Contraloría

El funcionario se desempeñaba como embajador del Ecuador en Austria, cargo que está por entregar.
El funcionario se desempeñaba como embajador del Ecuador en Austria, cargo que está por entregar. Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO
Redacción Política

El examen especial realizado por la Contraloría General del Estado (CGE) a la explotación petrolera en el bloque Singue fue fuertemente cuestionado por el exministro de Recursos Naturales No Renovables, Wilson Pástor.

Sobre dicho campo, la CGE puntualiza que se aprobó el informe que recomendó la adjudicación del contrato al consorcio DGC y a la compañía Gente Oil Ecuador Pte. Ltd.

Esta última empresa estuvo gerenciada por Silvana Pástor, hija del exministro. El ente de control advierte de un perjuicio para el Estado por cerca de $ 5,2 millones.

Pástor acotó que la Contraloría “cuestiona que un campo petrolero pueda producir menos reservas de las que se tiene estimadas durante la vida del contrato. Creen que un reservorio petrolero es como un tanque de agua, que se abre la llave y puede calcularse exactamente cuándo termina de salir el agua, y no es así”.

Agregó que “la Contraloría dice que analizando el cálculo de las corridas matemáticas hechas por el TIR (la Tasa Interna de Retorno de la inversión) serían del 19,1 % y no del 19,2 %, esto es de Ripley. Es 20 años meter un juicio político o inicio de peculado por una décima de puntos de rentabilidad en un campo en el que varían todas las variables a lo largo de los años’’.

Acerca del retiro de la constructora y el cambio a otro consorcio dijo que ese contrato genera $ 151 millones en ingresos para el país, $ 149 millones para la compañía. “Se han descubierto 10 millones de barriles en lugar de dos, se ha producido tres veces más y la inversión se ha multiplicado por cuatro”.

Pástor citó el informe que dice que la transferencia se realizó a la compañía Gente OIL- Petroecuador, constituida en Singapur el 15 de marzo de 2012, de cuyo cuerpo directivo formaba parte Silvana Pástor, su hija.   

“Cuatro mentiras en un párrafo. Mi hija no trabajaba cuando se había suscrito el contrato, la compañía no es de Singapur; Singapur no es un paraíso fiscal y yo ya no soy ministro”, concluyó. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

 

Twitter ET