El gobierno promete mejoras, pero garantiza la continuidad del proyecto universitario

El edificio de la Senescyt acogerá aulas

| 13 de Septiembre de 2017 - 00:00
Yachay Tech tiene edificios sin terminar. Según el informe de Senescyt, es por problemas en los diseños, mientras que el exgerente asegura que es por falta de fondos, debido a la crisis económica.
FOTO: Foto: ANDES

El presidente Lenín Moreno inspeccionó los terrenos donde funciona Yachay Tech y se mostró decepcionado porque esperaba encontrar un lugar repleto de salones de clases y laboratorios. Con el fin de suplir la carencia de espacio físico para los jóvenes, el gobernante ordenó que la nueva sede de la Secretaría de Educación Superior, en Urcuquí, acoja a los estudiantes y profesores.

El presidente Lenín Moreno se comprometió a fortalecer la Ciudad del Conocimiento Yachay. Así lo expresó tras una visita al campus, en compañía de autoridades y académicos. Allí recibió un informe sobre la situación en la que se encuentra este emblemático proyecto de educación superior al que se le realizarán ajustes de orden técnico y administrativo.

“La Ciudad del Conocimiento y su proyecto siguen en marcha”, señaló el Mandatario. Él recorrió el centro de educación superior, ubicado en el cantón Urcuquí, en la provincia de Imbabura, al norte del país.

Según el Jefe de Estado, después de la evaluación que se ha realizado a este proyecto, en el que se invirtieron $ 347 millones desde 2012, se han determinado inconvenientes. Por ejemplo hay cinco edificios con problemas estructurales, paralizados desde mayo de 2015.

Al mismo tiempo hay una amplia oficina destinada al titular de la Senescyt (Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación). Moreno criticó esta diferencia.

La Universidad tiene 1.100 alumnos, pero solo 12 aulas y cuatro laboratorios. Por ello los estudiantes reciben clases en salones prestados, en Ibarra.

En el informe situacional se expuso acerca de inversiones anunciadas y publicitadas que no llegaron a concretarse, así como laboratorios y aulas no construidas o mal hechas, también tierras improductivas.

*Haga click en la imagen para agrandarla

Durante el evento, las autoridades anunciaron decisiones para corregir las fallas en procura del proyecto académico. Una de esas medidas es que la Empresa Pública Yachay funcione en el campus, para lo cual ya se cuenta con nuevos directivos. La entidad, encargada de la administración del proyecto urbanístico-empresarial y de dotar de infraestructura a la universidad, funciona en Quito con 743 servidores públicos.

En cuanto a Yachay Tech, la universidad de investigación de tecnología experimental propiamente dicha, se le garantiza la estabilidad de docentes y empleados, además de un fuerte apoyo al estudiantado.

También se dispuso habilitar el edificio administrativo de la Senescyt, en la parroquia Urcuquí, para destinarlo a nuevas aulas y que las funciones administrativas de esta entidad se hagan desde esta ciudad y no en la capital, como sucedía hasta ayer.

Moreno también prometió habilitar una discoteca para los jóvenes, porque dijo que necesitan cantar y esparcirse. “A veces creemos que la única forma de adquirir conocimiento es en el aula, pero también en el paseo, en el esparcimiento”, aclaró.

De igual manera se incentivará la investigación en red para lo cual se efectuará un trabajo coordinado con todas las universidades y escuelas politécnicas del país. La decisión es recuperar el sentido original del proyecto, pero al mismo tiempo integrarlo al sistema universitario nacional.

Moreno enfatizó que la conjunción de academia, sector público y privado, industria y talento de los jóvenes convertirán a Ecuador en un país exportador de conocimiento.

Respecto del sistema educativo superior, el gobierno implementa acciones para mejorarlo y fortalecerlo con excelencia e igualdad de oportunidades, con incremento de la oferta educativa y eliminando barreras que impidan el acceso a las universidades y a la formación técnica y tecnológica.

Jorge Martínez, gerente de la Empresa Pública Yachay, expuso en una amplia intervención, sobre las irregularidades encontradas en el orden administrativo, de inversiones y técnico, donde ya se han tomado decisiones para corregir temas como el sobredimensionamiento de personal.

Además indicó que se solicitó a la Contraloría General del Estado un examen especial a fin de que determinen las responsabilidades en los problemas detectados en la Ciudad del Conocimiento. “Esto no es revancha contra nadie sino transparentar el uso de los recursos públicos”, dijo.

Su antecesor en el cargo, Héctor Rodríguez, acudió el martes a la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional. Allí defendió su gestión y aseguró que las inversiones sí existen; se consideró objeto de persecución política.

En la red social Twitter, el titular de la mesa legislativa antes citada, Augusto Espinosa, aseguró que le impidieron participar en el recorrido y en la exposición; aunque le dieron primera fila en los discursos. Él prefirió retirarse.

El titular de la Senescyt, Augusto Barrera, dijo que hay que recuperar esta iniciativa, a la que calificó  como “central para el futuro del país”. “Que nadie tenga la menor duda de que este gobierno hace una apuesta clara por este proyecto”. (I)

Las cifras

Yachay EP tiene en total 743 servidores públicos que trabajan en Quito. El 47.9% está bajo el Código de Trabajo, el 42.7% labora bajo la modalidad de servicios ocasionales y el 9.24% es de libre nombramiento.

Yachay Tech requiere $ 60 millones para construir laboratorios; de ese monto $ 19,7 millones se necesitan para este año. Los valores incluyen el IVA.

El informe de la Senescyt indica que se invirtieron recursos en servicios básicos para una población estimada en 17.000 habitantes para el año 2018. Actualmente viven allí 2.500 personas.

La Universidad de Investigación Experimental Yachay Tech fue creada mediante Ley el 16 de diciembre de 2013. El 21 de abril de 2014 se conforma la primera comisión gestora, desde entonces ha tenido cinco rectores y la comisión ha sido reestructurada en tres ocasiones. Actualmente no está operativa por renuncia en mayo de 2017, de dos de sus cinco miembros. La entidad tiene 125 docentes de 22 países que imparten conocimientos a 1.010 estudiantes. (I)