Sábado, 12 Noviembre 2016 00:00 Regional Centro

El incidente ocurrió en la madrugada del jueves y no causó muertos ni heridos

Un condominio de 60 unidades está en riesgo por una excavación

En la madrugada de ayer un muro cedió y destruyó parte del parqueadero de un conjunto residencial. Varios carros fueron afectados en el percance.
En la madrugada de ayer un muro cedió y destruyó parte del parqueadero de un conjunto residencial. Varios carros fueron afectados en el percance. Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Tres vehículos cayeron a un socavón que se formó por la construcción en una bodega que colinda con condominios Balcones del Amazonas, en Ambato.

Redacción Regional Centro

“El estruendo nos despertó violentamente alrededor de las 02:00. Pensamos que se trataba un terremoto y salimos a ver qué pasaba”, aseguró Verónica Chang, una de las 60 copropietarias del condominio en el que una parte del parqueadero se hundió ayer.

El incidente ocurrió en la sección del muro de contención que separaba una  bodega de llantas del estacionamiento de los condominios Balcones del Amazonas, situados a un costado de la concurrida avenida Bolivariana y Seymour, al suroriente de la ciudad de Ambato, detrás de la ciudadela Letamendi.

Según los habitantes de los tres bloques habitacionales, la maquinaria pesada que fue contratada por los señores Cisneros estaba trabajando algún tiempo en la bodega adjunta y esa noche una retroexcavadora hundía su pala en la tierra.

“En la madrugada ocurrió el incidente que pudo desencadenar una tragedia si sucedía en la mañana. Tres carros cayeron al agujero de unos 10 metros y otros tres quedaron en el filo y fueron sacados con maquinaria que nos envió el ECU- 911”, explicó Mercy Escudero, propietaria de uno de los autos que cayeron en el hundimiento.

Escudero y su esposo contrataron a un abogado para asegurarse de que los propietarios de la bodega cumplan con el acuerdo al que arribaron verbalmente. “Nos tranquilizó el hecho de que los dueños aceptaron los daños y nos prometieron retribuciones. Mi carro es un Chevrolet Astra del 2001 que queríamos vender en $ 9.000 y que ahora quedó tan maltratado como si nos hubiéramos volcado”, añadió Escudero que vive en uno de los departamentos desde el 2004.

Horas después del incidente

A las 13:30 de ayer los curiosos continuaban arribando al condominio para sorprenderse con el enorme agujero que también afectó una parte de la calle interior asfaltada. El ECU-911 no registró personas heridas o fallecidas, solo daños materiales de consideración.

Al respecto, el abogado Juan Carlos Guerrero Arias calificó este hecho como una imprudencia en los trabajos. “El responsable de esta obra no acató las técnicas de edificación en el presente caso. Debía desbancar por tramos y apuntalarlos a continuación, pero en este caso se hizo todo de una vez. Esperamos que los dueños de la bodega cumplan con lo acordado en forma verbal. De lo contrario iniciaremos las acciones legales correspondientes por daños y perjuicios”.

Otra de las afectadas también expuso su situación. “No podía creerlo, mi carro Hyundai 2013 se hallaba en el fondo de un enorme hueco. Quedó muy dañado y tuvieron que sacarlo con una grúa. Solo quiero que lleguemos a un arreglo efectivo y justo”.

Los copropietarios empezaron a reunirse para analizar técnicamente la situación de la calle principal que colinda con la excavación. Para extraer los vehículos fue necesaria una hidrogrúa de 5 toneladas que trabajó de 13:00 a 14:00. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense