Miércoles, 23 Noviembre 2016 00:00 Regional Centro

La ue reconoce el tratamiento de los desechos

Relleno sanitario riobambeño cambió la vida de 400 familias

El sector donde se deposita la basura de la capital chimboracense se convirtió en una especie de parque ecológico, con caminos adornados con flores.
El sector donde se deposita la basura de la capital chimboracense se convirtió en una especie de parque ecológico, con caminos adornados con flores. Foto: Elizabeth Maggi / El Telégrafo
Redacción Regional Centro

Riobamba recibió un reconocimiento de la Unión Europea por la construcción de un relleno sanitario y las buenas prácticas en el manejo de los desechos sólidos.  

No siempre fue así. Hace 40 años 130 toneladas diarias eran quemadas a cielo abierto y causaban contaminación ambiental visible. 400 familias de los alrededores eran las más afectadas por el humo y los malos olores que eran permanentes durante todo el día.

“Era horrible. Había ratas por todos lados. Los niños no podían salir a jugar y caminar por el sector, les causaba irritaciones a la piel e infecciones a la garganta. Vivían continuamente enfermos”, recordó Juan Tenelema, vecino del botadero.

Por ello, la entrega de la primera etapa del relleno sanitario que abarca 4 hectáreas, que se efectuó el pasado 25 de agosto en el sector de Porlón, cambió el panorama de la capital chimboracense.

“Todos anhelábamos esta obra. Ahora es un sitio para conocer y recorrer”, aseguró Napoleón Cadena, alcalde de Riobamba.

Las personas pueden ingresar hasta ese lugar sin dificultad. Hay   senderos adornados con flores y objetos reciclados, como llantas usadas de automotores.

Esta obra le costó al Municipio $ 800.000 y $ 92.000 al Ministerio del Ambiente (MAE) para los estudios que permitieron el cierre técnico del botadero antiguo.

Este tipo de cambios fue tratado en una mesa de diálogo que fue organizada en esta urbe, con participantes técnicos de Colombia, Bélgica e Italia.

En los últimos 10 años, la Unión Europea ha apoyado en proyectos ambientales a más de 18 municipios de Ecuador con un rubro de 10 millones de euros que se han invertido en estudios para los cierres de botaderos con la vigilancia del Ministerio del Ambiente.

“Quedamos satisfechos de ver cómo la voluntad política cambia la vida de las personas. Es una obra que beneficia al mundo en sí y a sus pobladores más cercanos”, indicó Pietro Graziani, expositor italiano.

Los delegados de la Unión Europea recorrieron el relleno sanitario y observaron el método técnico con el que se da tratamiento a la basura. Los desechos llegan de las zonas urbanas y rurales en 9 vehículos de carga posterior y 7 de carga lateral.

En una piscina se trata a los lixiviados (líquido que arroja la basura). Pedro Ponce, experto en residuos ambientales de la Unión Europea, explicó que el riesgo de un botadero abierto es alto, ya que genera enfermedades, como el cáncer. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense