Lunes, 28 Agosto 2017 00:00 Regional Centro

El programa se realiza por convenio entre ministerio de educación y el ieps

Inversión en kits escolares supera los $ 6 millones

La entrega de uniformes se realiza en presencia de maestros, padres de familia y autoridades de los planteles.
La entrega de uniformes se realiza en presencia de maestros, padres de familia y autoridades de los planteles. Foto: Roberto Chávez / EL TELÉGRAFO

A través del plan ‘Hilando Desarrollo’, cientos de artesanos proveen al Estado los uniformes para el próximo año lectivo.

Redacción Regional Centro

Riobamba / Ambato.-

Artesanos de 90 asociaciones adscritas al Instituto de Economía Popular y Solidaria (IEPS) trabajaron en la confección de 186.000 uniformes escolares, los cuales son entregados en zonas urbanas y rurales de Chimborazo, Tungurahua, Cotopaxi y Pastaza.

Los pequeños empresarios forman parte del programa ‘Hilando el Desarrollo’, el cual les permite agremiarse para participar en el proceso de compras públicas y proveer al Estado de los uniformes para los diferentes niveles de educación.

El objetivo de esta iniciativa es dinamizar la economía de miles de artesanos textiles con experiencia en la confección de prendas de vestir para el sistema educativo nacional, el cual en la Sierra centro iniciará el 4 de septiembre.

“Programas como este impulsan el trabajo de varias familias de la región central, y mucho más ahora que se acerca el retorno a clases.  En la confección de los uniformes intervienen varios integrantes de los hogares, pues esta labor implica varias fases y procesos, lo cual garantiza el trabajo de más de 3 personas en cada familia”, dijo Patricia López, artesana.

En la zona urbana de cada cantón los kits se proporcionan solo a estudiantes de niveles iniciales, y consta de dos pantalones, 2 camisetas y 2 chaquetas, en presencia de padres de familia y docentes.

Mientras que en áreas periféricas, donde por lo general existe población indígena y campesina, con el propósito de preservar la vestimenta de los pueblos y nacionalidades autóctonas, los kits incluyen bayeta, anaco, blusa, faja y otros elementos de sus trajes típicos.

A diferencia de la zona urbana, en unidades educativas de este último sector los uniformes se proporcionan a todos los niveles de educación, a fin de beneficiar a los sectores más necesitados.

“La entrega de los kits representa una gran ayuda, pues los gastos en el ingreso a clases son múltiples. Muchos tenemos más de un hijo estudiando y la inversión en educación cada año se duplica”, manifestó Sonia Ramos, madre de familia de un estudiante de la escuela 11 de Noviembre, en Riobamba.

Hace varios días se entregaron decenas de kits en varios planteles educativos de la urbe. Los niños, visiblemente emocionados, se acercaban hasta sus docentes para recibir la vestimenta con la que asistirán a las aulas por 10 meses, a partir del próximo 4 de septiembre.

Para Norma Lizano, artesana chimboracense, la posibilidad de ser proveedora del Estado amplía el mercado de los artesanos y demás involucrados en la economía popular y solidaria.

“Esto se debe a políticas estatales que facilitan y simplifican el acercamiento del pequeño empresario y artesano al sistema de compras públicas con fines comerciales. Y lo mejor es que la confección de uniformes es necesaria cada regreso a clases en todo el país”.

Como ella, muchos de sus colegas textileros de Chimborazo, Cotopaxi, Tungurahua y Pastaza están interesados en ampliar el actual mercado al que proveen sus productos.

“Si bien en estas fechas nuestro trabajo está asegurado, la elaboración de kits escolares tiene su auge en septiembre, en la Sierra, y abril, en la Costa, pero el resto del año la actividad baja. El objetivo es proveer prendas de vestir para otros sectores estatales y así garantizar nuestra provisión”, explicó Giovanni Tapia, artesano textil del cantón Cevallos, en Tungurahua.

Entrega de útiles

Durante su visita a Ambato, el pasado miércoles, el ministro de Educación, Fander Falconí, recorrió la unidad educativa Bolívar, la más antigua de la ciudad, para verificar el proceso de entrega de insumos escolares a ciclos iniciales.

En este establecimiento se entregará un total de 296 uniformes a estudiantes de educación inicial 1 y 2. Mientras que 1.590 kits de textos escolares serán distribuidos a alumnos de primer nivel hasta tercero del bachillerato general unificado.

En Pastaza, provincia de la región amazónica, la entrega tanto de uniformes como de material didáctico se realizará la próxima semana, con ayuda de personal de los distritos educativos de la localidad.

En planteles de educación bilingüe de la Sierra centro y Pastaza, el número de uniformes que el Ministerio de Educación entregará sobrepasa los 35.000. El monto invertido por el Estado en la confección de uniformes de la zona central del país supera los $ 6 millones.

Así, la cartera de Estado garantiza que los estudiantes acudan desde el primer día de clases con los insumos necesarios. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense