El 31 de julio, el concejo de quito conoció propuesta de cambio de valores

Volqueteros rechazan alza de tarifas en escombreras

- 08 de Septiembre de 2017 - 00:00
Dueños y conductores de volquetas impiden el ingreso de camiones con material del Metro al Troje IV.
Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

La empresa municipal de gestión de residuos argumenta que el costo real de operación es el doble de lo que se paga hoy.

Centenas de propietarios y conductores de volquetas bloquearon ayer el ingreso a la escombrera El Troje IV, ubicada a un costado de la av. Simón Bolívar, al suroriente de Quito.

El gremio de transportistas pesados adoptó la medida en protesta por el proyecto de incrementar la tarifa de descarga de material en las escombreras capitalinas.

El 31 de julio, el Concejo Metropolitano conoció en primer debate el proyecto de ordenanza que fija nuevos valores por los servicios de la empresa municipal de gestión de residuos sólidos.

La propuesta establece nuevas tarifas por cobrarse para la descarga de materiales en las escombreras El Troje 4 (suroriente), Oyacoto (norte) y El Semillero (nororiente), las tres con que cuenta la ciudad.

Actualmente, quienes llevan residuos de construcción a uno de esos espacios debe cancelar $ 0,57 más IVA por metro cúbico (m³).

Frente a ello, la propuesta presentada al legislativo local planteaba cobrar $ 1,39 por la descarga de cada m³ durante el día y $ 1,78 para la disposición de escombros en horario nocturno.

Ayer, sin embargo, el gerente de la empresa municipal de gestión de residuos sólidos, Santiago Andrade, mencionó que la tarifa diurna que les correspondería cobrar a los espacios de desecho es $ 1,13 por m³.

En cualquier caso, esos costos superan las previsiones establecidas por la empresa de gestión de residuos en un estudio efectuado sobre el tema.

El documento, revelado en febrero del año pasado, establecía que el costo real para una operación sostenible de las escombreras era de $ 0,93 por metro cúbico. A partir de ello, la entidad programó una serie de incrementos paulatinos de la tarifa por disposición de materiales de construcción que se aplicó desde mayo de 2015.

Hasta entonces, los transportistas de escombros pagaban $ 0,35 por m³. Aquel mes, el Cabildo empezó a cobrar $ 0,45 y en enero de 2016 el precio se fijó en $ 0,57 por cada metro cúbico.

El plan municipal proponía establecer un costo de $ 0,81 en enero de este año y $ 0,93 en julio. Sin embargo, una protesta realizada por los transportistas el año anterior congeló la tarifa en $ 0,57, lo que se cancela hasta ahora.

El gerente de la empresa de residuos sólidos argumentó que las tarifas propuestas garantizarán la sostenibilidad de las operaciones de la entidad con recursos propios. Recordó que el artículo 9 de la Ordenanza 332 habla de la internalización de costos de las empresas municipales; es decir, que las tarifas no pueden ser subsidiadas y deben ser cobradas.  

Andrade señaló que el costo real de operación, que incluye costos de rubros como guardianía, control de polvos y otros servicios, representa el doble de lo que se cobra en la actualidad en las escombreras.

El funcionario añadió que la propuesta contempla la idea de que sean los constructores quienes asuman el alza. “El gestor tiene que firmar un contrato con nosotros y de una vez dejar pagado por la generación del escombro. Se tiene que cobrar al constructor, para que el transportista se dedique solo al transporte”.

Esta explicación no satisface, sin embargo, a los transportistas pesados, quienes aseguran que no toda la carga que movilizan procede de obras formales o grandes.

Pablo Carlosama, dirigente del gremio, señaló que cuando no exista un constructor, serán ellos quienes deberán asumir el costo.
Aseguró que, en la actualidad, sus finanzas se encuentran al límite y no permitiría elevaciones.  

Ejemplificó que cobran de $ 20 a $ 35 por viaje. Hoy pagan $ 5,11 en la escombrera. Gastarían $ 5 en diésel. A ello se suman gastos como cambio de llantas (de $ 600 a $ 800 cada 5 meses).  

El proyecto de ordenanza describe que el depósito de aproximadamente 3,3 millones de metros cúbicos de materiales de construcción en las escombreras municipales representó ingresos de $ 1,8 millones para la ciudad el año anterior.

Con la aprobación de los nuevos valores, los ingresos anuales de la ciudad por el manejo de una cantidad similar de escombros equivaldrían a $ 4,5 millones.

La protesta de ayer no bloqueó el tránsito por la av. Simón Bolívar, pues las volquetas fueron estacionadas a un costado de la vía periférica capitalina. (I)

      

DATOS

Los volqueteros de la capital aseguran que no conocían sobre la formulación del proyecto de ordenanza que modifica el costo de los servicios de las escombreras.

El gerente de la empresa municipal de gestión de residuos sólidos, Santiago Andrade, dijo sentir extrañeza por esa versión, pues integrantes del gremio habrían asistido al primer debate del proyecto.

Andrade dice, además, que tras el conocimiento del proyecto por parte del legislativo quiteño, se enviaron tres oficios al gremio solicitando tiempo para socializar el modelo de gestión.

Sin embargo, propietarios de vehículos de carga como Edith Endara afirman que el mayor error del Cabildo fue no efectuar mesas de trabajo previas a la elaboración del proyecto de ordenanza, con el fin de lograr acuerdos.