Sábado, 01 Octubre 2016 00:00 Quito

La alcaldía capitalina invitó al cuerpo de ingenieros a construir la línea norte del proyecto

Los vecinos del Condado plantean 4 alternativas a los Quitocables

Los habitantes de San José del Condado protestan contra el proyecto hace cerca de tres meses los jueves.
Los habitantes de San José del Condado protestan contra el proyecto hace cerca de tres meses los jueves. Foto: Daniel Molineros/ El Telégrafo

Los moradores del sector que sería expropiado para edificar una estación del sistema aseguran que no dejarán sus hogares y están dispuestos a todo.

Redacción Quito

“El alcalde será el responsable de lo que pase. No vamos a salir de nuestras casas”, aseguró Patricio Molina tras conocer que el Cabildo invitó al Cuerpo de Ingenieros del Ejército a construir la línea norte del proyecto Quitocables.

El odontólogo capitaneó anteanoche, como hace 11 jueves, una protesta de los vecinos del barrio San José del Condado en contra del proyecto de transporte en teleféricos.

Quince predios del sector serán (total o parcialmente) expropiados para edificar la estación Mariscal Sucre, de acuerdo con la planificación municipal.

Según Molina, o el ‘Doc’ como también es conocido, los moradores no están dispuestos a salir de sus hogares porque -a su juicio- el alcalde Mauricio Rodas se niega a negociar alternativas del proyecto o de su diseño.

Agregó que alrededor de dos meses, cuando se reunieron con el burgomaestre en la empresa municipal de agua potable y saneamiento intentaron hablar de estas opciones, pero que la respuesta fue que “el proyecto va porque va”.

El dirigente se refirió a una iniciativa trabajada con habitantes de otros sectores del noroccidente capitalino que, también, se oponen al proyecto.

Las alternativas tienen que ver con la ejecución de soluciones viales y costarían, según los cálculos de los profesionales que los asesoran, entre $ 14 millones y $ 17 millones.

La cifra es menor a los $ 43,5 millones que maneja el Cabildo como presupuesto referencial para la construcción de la línea que unirá el barrio La Roldós con la estación Ofelia del Corredor Central Norte (Metrovía).

Gerardo Ron, arquitecto y habitante del sector, dijo que el planteamiento consiste en cuatro obras. La primera es la terminación del mejoramiento de las calles Machala y Río Aliso y la construcción de una vía que conecte a estas con la zona de Pisulí.

El presupuesto total previsto para esta obra es $ 3,7 millones, de los cuales restarían por invertirse $ 2 millones.

Otro componente es la creación de un enlace entre la calle San Francisco de Rumihurco y la av. Manuel Córdova Galarza. Para la realización de este trabajo se requerirían -calcularon- $ 2,5 millones.

Propusieron también el mejoramiento del cruce entre Rumihurco y Mariscal Sucre mediante la creación de pasos a desnivel y su extensión hacia San Enrique de Velasco, Pisulí y Colinas del Norte.

Para la ejecución de estas obras se requerirían $ 12,5 millones. Con esas mejoras viales, los opositores al proyecto dijeron que se puede mejorar el transporte, incluso incorporar buses eléctricos.

Hasta ayer, se sabía poco de la contratación, lo que hizo que Xavier Buendía, del Centro de Observación Ciudadana, se preguntara “si se cumplieron todos los pasos (previos) dispuestos en la legislación.

En tanto, Lothar Ranft, habitante de la urbanización El Condado, cuestionó que la Alcaldía convoque “a una entidad pública (Cuerpo de Ingenieros) que no es experta en teleféricos, por lo que tendrá que subcontratar los servicios”.

Al final de la protesta del jueves, el ‘Doc’ insistió en que estarán atentos a cualquier intento de desalojarlos y que han instalado alarmas en cada esquina de San José del Condado. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias