Las autoridades recomiendan no exponerse a los rayos del sol

La alerta por radiación se mantendrá hasta mañana

- 22 de septiembre de 2017 - 00:00
El uso de sombreros y sombrillas para proteger la cabeza es una de las recomendaciones en días soleados.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

La presencia de huracanes en el Caribe pudo concentrar la nubosidad en el Hemisferio Norte, alejándola del Ecuador.

Las alarmas se dispararon ayer. Un comunicado del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) alertó sobre un alto nivel de radiación solar en la región Interandina y, particularmente, en la ciudad de Quito.

El organismo explicó que la mayor incidencia de rayos obedece a las condiciones atmosféricas reinantes en la Sierra: “con muy bajo contenido de humedad relativa (escasa nubosidad)”.

Ello provocó que los índices de rayos ultravioleta (UV) se presenten en categorías extremadamente altas, lo que derivó en lo que los expertos denominan como ‘smog fotoquímico’.

Esta condición provoca que el ozono de la atmósfera se presente en sus capas más bajas.

En el caso de Quito, de acuerdo con las previsiones de radiación de la Secretaría Metropolitana del Ambiente, los índices de radiación ultravioleta se ubicaron en niveles de entre 11 y 14. Esta medida es considerada en el rango de extremadamente alta, según los parámetros internacionales.

Ello hizo que tanto las autoridades estatales como las capitalinas emitieran las recomendaciones que hace en este tipo de casos la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esto es, que las personas eviten salir al aire libre durante los períodos de mayor exposición a los rayos UV, que en este caso, fueron calculados entre las 09:00 y las 15:00.

Además, en los casos en los que resulta inevitable encontrarse fuera de edificaciones, la recomendación es usar protector solar, cubrir la cabeza con sombreros o sombrillas y utilizar ropa que no exponga partes del cuerpo.

No andar al aire libre

En principio, el Inamhi extendió la alerta por el alto nivel de radiación hasta hoy. Sin embargo, modificó su previsión y decidió, por seguridad, mantenerla hasta este sábado.

Frente a esta situación, el Ministerio de Educación recomendó  a las autoridades de las instituciones educativas de Quito y la región andina evitar la exposición al aire libre de los estudiantes.

La cartera de Estado aconsejó seguir estrictamente las indicaciones de las autoridades oficiales en cuanto a las precauciones sobre la exposición al aire libre.

Vladimir Arreaga, técnico del Inamhi, explicó  que la radiación UV es la energía que proviene del sol y “puede ser un factor de riesgo de cáncer de piel y otras enfermedades cuando existe una exposición prolongada”.

La altura a la que se encuentre una localidad es directamente proporcional al nivel de radiación UV que experimente. Para tener una idea de la relación, por “cada 1.000 metros que se ascienda hay un incremento del 12% de radiación UV”.

Esto explica la recomendación de que los habitantes de una urbe como Quito, ubicada a 2.820 metros sobre el nivel del mar (msnm), en promedio, se protejan.

Los índices de radiación ultravioleta van desde el 1 hasta el 16. Entre el 1 y 2, la ciudadanía no necesita protección. Entre el 3 y 7 se recomienda el uso de protección media, sobre todo en las horas del mediodía. Del 8 hasta el 14, se necesita protección extra.

En Quito, el nivel máximo de radiación registrado ha sido entre 14 y 15, sobre todo durante las horas de mayor intensidad de los rayos del sol, que son entre las 11:00 y 15:00.

Según Arreaga, a partir del martes 19 se han experimentado en el país cambios en las condiciones atmosféricas.

“De manera indirecta, el huracán María, que atravesó el Caribe, ocasionó que las áreas de mal tiempo y las nubes cargadas de precipitación, se trasladen al Hemisferio Norte del planeta. Este generó en nuestro país el ingreso de masas frías y secas, provocando condiciones estables”.

El técnico añadió que estos días hemos tenido cielos despejados en la Sierra y en la Amazonía, altas temperaturas, escasas lluvias, factores que inciden en el incremento de los índices UV.

A partir del domingo se espera que la atmósfera gane humedad en la región y, por tanto, puedan haber precipitaciones, más nubosidad y que los índices UV bajen.

Pero el 23 de septiembre empieza el Equinoccio: el Sol se posicionará sobre la línea ecuatorial, provocando una relación más intensa y directa del sol con la Tierra, puede incidir en el incremento de los niveles de radiación UV, dependiendo de las condiciones atmosféricas. (I)

DATOS

Los habitantes de las zonas cercanas a la línea ecuatorial están más expuestos que otras personas a la incidencia de la radiación solar.

En cualquier época del año se recomienda programar las actividades al aire libre tomando en cuenta las horas de mayor radicación, que van de 10:00 a 14:00, y evitando la exposición excesiva.

En caso de no poder evitar la exposición a los rayos solares, se recomienda aprovechar los lugares de sombra. Además, se debe tomar descansos en lugares frescos y consumir muchos líquidos.

La protección de los ojos también es importante. Las gafas de sol con un índice de protección del 99%-100% frente a los rayos UVA y UVB reducen considerablemente los daños oculares ocasionados por la radiación solar. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: