Sábado, 24 Septiembre 2016 00:00 Quito

El personaje

Héctor adoptó una nueva nacionalidad gastronómica

Héctor adoptó una nueva nacionalidad gastronómica

Héctor Ruano, comerciante en el parque La Carolina

Redacción Quito

Héctor Ruano, originario de Ipiales (al sur de Colombia) no lo pensó 2 veces para viajar al Ecuador en busca de mejores oportunidades laborales.

Desde que era niño aprendió a confeccionar cadenas, aretes, pulseras y manillas, principalmente. Tras comprobar que esa actividad no generaba buenos ingresos, viajó al país hace 25 años. Buscaba popularizar ese oficio en las calles de la capital. “En principio me fue bien”.

Sin embargo, todo cambió cuando conoció a la que hoy es su esposa.

Ella es hija de Dolores Chicaiza, fundadora del negocio de los cevichochos del parque La Carolina. “Me enamoré y nos casamos hace 18 años y desde entonces me involucré con la gastronomía ecuatoriana”.

Han pasado los años y la ‘hueca’ de Héctor se ha convertido en la más concurrida del parque.

“El negocio lo comparto con mi suegra y mi mujer. Laboramos desde las 08:00 hasta las 17:00”.

Reconoce que su suegra le enseñó la forma de preparar los alimentos, de combinar los sabores y la atención al cliente.

Oficinistas, estudiantes, deportistas y más acuden a diario al puesto de Héctor en busca del platillo.

El cevichocho tradicional tiene un costo de $ 1; el que tiene cuero de chancho vale $ 1,50 y $ 3 con fritada.

El colombiano de 42 años dice que gran parte del secreto están en los ingredientes que usa. “El ají, las salsas y la sazón se han convertido en nuestra marca para tener la mayor cantidad de clientes”.

A pesar de que nació en Colombia, dice sentirse cada día más ecuatoriano. “Me enamoré de todo y de la comida...”. (I)

ENLACE CORTO