Martes, 27 Septiembre 2016 00:00 Quito

Los vehículos atraviesan el centro histórico de la capital

Biarticulados no cumplen recomendación ambiental

Además, de los problemas técnicos, persisten las dificultades de acoplamiento a las nuevas paradas.
Además, de los problemas técnicos, persisten las dificultades de acoplamiento a las nuevas paradas. Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

La Secretaría de Ambiente del Municipio de Quito pidió que los buses usen un dispositivo de reducción de emisiones.

Redacción Quito

Los nuevos biarticulados, unidades a diésel que operan en el sistema Trolebús, supuestamente provoca afectaciones por las constantes vibraciones y emisiones de esmog, especialmente en el Centro Histórico. El concejal Carlos Páez (AP) cita a la Secretaría de Ambiente, que recomendó a la Alcaldía tres especificaciones técnicas para el funcionamiento de las unidades.

Entre ellas: límites de emisión de gases, material particulado y humo equivalentes a la norma europea Euro III; opacidad máxima del 10%; y la incorporación de un dispositivo de reducción de emisiones poscombustión de tecnología DOC (Diesel Oxidation Catalyst).

Páez solicitó a la Empresa Metropolitana de Transporte de Pasajeros de Quito “información oficial sobre el cumplimiento de estas especificaciones”.

Al respecto, el concejal de AP recibió una respuesta de la que destaca que las unidades no tienen incorporado el dispositivo de reducción de emisiones tipo DOC requerido por la Secretaría de Ambiente.

Sin embargo, en contraposición, el documento señala que existe un certificado específico del cumplimiento del límite de opacidad. La empresa informa también que no hay documentos técnicos que muestren que los biarticulados llegados a la ciudad cumplen con los estándares de emisión Euro III.

Además, previo a la adquisición de las unidades, la Secretaría de Movilidad informó en mayo de 2015 que “se tiene previsto utilizar estas unidades en el Centro Histórico solamente en horas pico y con esto disminuir cualquier afectación que pueda darse”.

Sin embargo, contraviniendo aquello, en el Plan Operativo para la flota de buses se señala que en dichas horas circularán por el Centro Histórico 39 biarticulados y en el resto del tiempo 20.

“La incorporación de los nuevos buses no se ha hecho con los cuidados del caso, por tanto, no se han incorporado los criterios de mitigación de los impactos ambientales y sobre el patrimonio”, indicó Páez y pidió la rectificación inmediata.

Habitantes del Centro Histórico denuncian sobre las constantes vibraciones por el paso de estas unidades a diésel.

EL TELÉGRAFO buscó la versión de Darío Tapia, secretario de Movilidad del Municipio; sin embargo, no hubo una respuesta hasta el cierre de esta edición. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias