Sábado, 28 Enero 2017 00:00 Regional Sur

Los orenses prefieren los balnearios de agua dulce

Cientos de turistas disfrutan cada fin de semana de las aguas frías del río Casacay, en la provincia de El Oro.
Cientos de turistas disfrutan cada fin de semana de las aguas frías del río Casacay, en la provincia de El Oro. Foto: Fabricio Cruz / El Telégrafo.

Los bañistas de Machala, Pasaje y Santa Rosa buscan los ríos de la zona para aplacar las altas temperaturas.

Fabricio Cruz

“¡Todos al río!”, es el grito que más se escucha los fines de semanas entre los amigos y las familias orenses cuando acuden a los balnearios más cercanos, claro, no en el mar, sino en las mansas y frías aguas del cantón Pasaje.

Estos sectores, apartados de las ciudades, han sido adecuados para los visitantes. Los bañistas pueden disfrutar de refrescos, gastronomía, sol y un buen baño.

Kevin Pérez, un ciudadano de Puerto Bolívar, no quiso quedarse en casa el fin de semana, no tenía intenciones de soportar los 35 grados de temperatura, por eso —junto a su esposa, Katherine Cueva, y sus 2 hijos— emprendió el viaje hasta el balneario La Cocha, situado en el cantón Pasaje.

Allí se encontraron con una multitud de personas que ese día también buscaban un lugar para refrescarse y que lo encontraron en el río Casacay, un afluente del Jubones.

“Somos de Puerto Bolívar, estamos cerca de la playa de Jambelí, pero preferimos el agua dulce del río. Con este calor que hace, decidimos salir de casa con la familia. Vemos que mucha gente ya está visitando los balnearios, eso nos incentiva”, dijo el ciudadano.

El balneario La Cocha, de la parroquia Casacay, es uno de los más concurridos por los turistas de las provincias de El Oro, Azuay e incluso de Loja, durante los fines de semana y más aún cuando se aproxima el carnaval.

Este pintoresco balneario está ubicado a 10 kilómetros, en la vía Pasaje-Cuenca. Muchos lo consideran un paraíso natural y se caracteriza por tener aguas cristalinas, un entorno lleno de naturaleza y una extensa ruta que se sigue a lo largo del río y que brinda facilidades de acceso al afluente a los cientos de visitantes.

Desde temprano comienza el movimiento del cantón Pasaje y de sectores aledaños al sitio. Muchas camionetas ofrecen el servicio de transporte para llevar a los interesados hasta el balneario a un precio que no pasa de los $ 0,50.

La entrada al balneario se congestiona, decenas de carros particulares que trasladan familias enteras de diferentes sectores tratan de buscar un espacio y no interrumpir el tráfico interprovincial.

Los bañistas no siempre buscan lugares donde el nivel del agua sea bajo, sino “donde haya profundidad”. Allí aprovechan para sumergirse y nadar, incluso algunos hacen piruetas lanzándose de enormes rocas, lo que llama la atención de las personas que concurren al sitio.

Balnearios y diversión

Pero los turistas no siempre van con las manos vacías, también llevan sus alimentos para complementar su estancia en las orillas de este río.

Por ejemplo, Magaly Hernández servía a su familia seco de pollo con arroz a la orilla del río Casacay en el sector Dos Bocas, tras haber disfrutado un refrescante baño y aplacado un poco el intenso calor de este día.

En medio del agua cristalina, otras familias se tomaron las grandes rocas y las ‘transformaron’ en mesas para servir sobre ellas los alimentos.

Allí estaba Freddy Pérez, quien llegó con su familia, compuesta por hijos y nietos para disfrutar de la brisa del río Casacay.

Algunos balnearios a lo largo del río incluso tuvieron presentaciones musicales y DJ que pusieron el ritmo e hicieron bailar a los visitantes.

José Tigrero, quien tiene una cabaña al pie del río La Cocha, dijo que siempre hay visitantes los fines de semana. A mediados de este mes el promedio fue de 150 turistas.

“El carnaval pasado tuvimos más de 2.000 personas. Esperemos que este año sea igual, el caudal está limpio y los moradores del sector se han reunido para hacer una minga de limpieza”.

Hace varias semanas, alrededor de 30 socios, junto a los organismos de socorro y autoridades, trabajaron para coordinar las actividades para el próximo feriado.

Jorge González, uno de los socios, señaló que hace años la afluencia de turistas se incrementó, aunque continúan llegando de Puerto Bolívar, Machala, Pasaje y otros sectores de la provincia.

Desde Cuenca, a los turistas les toma máximo 2 horas llegar. Para ello pueden tomar la vía que va por el cantón Santa Isabel.

La época de vacaciones es la preferida, es decir, entre  julio y agosto. Muchas veces aprovechan su estadía en el sector de Yunguilla y de allí avanzan al río Casacay. (I)

Datos

El Municipio del Pasaje ha ejecutado varias adecuaciones en las orillas del río Casacay. Allí realizó el dragado y la limpieza de los escombros acumulados.

La crecida del río muchas veces ha dañado las ‘piscinas’ que los habitantes forman en el cauce. El GAD de Casacay presta ayuda para reponerlas y de esta forma tener un espacio de recreación.

La parroquia Casacay está en la parte central del cantón Pasaje y al noroeste de Chilla, en la provincia de El Oro. Su economía se basa en la ganadería, la agricultura, la minería y el turismo.

Casacay es un poblado donde vivía la tribu de los máchalas. Las aguas de su río son la principal fuente de captación para la planta regional que se encuentra a 1.800 metros de la población. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense