Ecuador, 22 de Febrero de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Ayala Serra: los canales bailaban con la dictadura

Ayala Serra: los canales bailaban  con la dictadura
13 de mayo de 2013 - 00:00

Julio Ayala Serra actualmente es radiodifusor, pero en la década de los 70 fue presidente de la Unión Nacional de Educadores (UNE). Desde allí lideró una huelga de maestros que lo enfrentó al régimen de Guillermo Rodríguez Lara.

Debido a su protesta fue detenido. Estuvo siete días totalmente incomunicado, lo que casi le hace perder la razón. Posteriormente fue condenado a tres años de cárcel.

A su salida de prisión se unió a Concentración de Fuerzas Populares, y en el retorno a la democracia, en 1979, resultó electo como diputado.

Ese trajinar político y su posterior incursión en los medios de comunicación lo hacen bastante crítico con aquella época.

Él hace una diferencia. Cuenta que en ese entonces la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión (AER) tenía una enorme influencia y sí abría sus espacios a la oposición civil.

Sin embargo, aclara que los dueños de los medios, tanto radio como televisión, trataban de mantener relaciones cordiales con el Gobierno.

Ayala aclara que eso es debido al control de las frecuencias y a la publicidad estatal, porque con ella se podía asfixiar a cualquier empresa de información.

“Los canales de televisión eran bailarines”, califica el ex dirigente sindical. Y narra que era muy común ver en las reuniones a los empresarios y dueños de medios tratando de congraciarse con los militares.

Para él los uniformados derrocaron a Velasco Ibarra por el petróleo, ya que ellos querían controlar la nueva riqueza.

Ayala por eso hace una diferencia entre los periodistas de aquella época y los dueños de los medios, que trataban de proteger sus negocios ante cualquier exabrupto del Gobierno, como el cierre de Ecuavisa.

Para el radiodifusor los medios de comunicación eran un poder emergente en la década de los 70.

“Para ser candidato presidencial se necesitaba el permiso de la embajada de Estados Unidos y la venia de la Iglesia, Fuerzas Armadas y medios”, comenta.

En cuanto a Antonio Granda Centeno, asegura que era uno de los hombres más poderosos del país, ya que sus negocios se concentraban en la construcción. Pese a ello era uno de los principales enemigos de la dictadura, agrega.

En eso coincide con la calificación que le dio la embajada norteamericana a Granda, dueño del diario El Tiempo y Teleamazonas (canal 4 de Quito). Según un cable esos medios exageraban las coberturas para atacar a Rodríguez.

Ayala afirma que la dictadura hostigó tanto a Granda que logró quebrarlo. El Tiempo cerró y Teleamazonas fue vendido con graves problemas financieros. “La dictadura lo golpeó fuerte, terminó quebrando al hombre más poderoso de la Sierra (...) Los medios viven de la publicidad”, recuerda Ayala.

Y para él, esa dependencia es más crítica en los medios audiovisuales porque los impresos cuentan con los anuncios, e incluso la venta de ejemplares.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media