Page y el supuesto odio de Steve Jobs

06 de abril de 2012 - 00:00

A un año de estar al frente de Google, la marca de Internet más popular de la era, Larry Page se refiere a la disputa que su firma mantiene con Apple.

"Las palabras de Steve Jobs en relación a Android y su aparente odio por la plataforma móvil del androide verde, eran solo un espectáculo", dijo el Director Ejecutivo (CEO) de Google en un medio de comunicación de Estados Unidos.

El CEO de la firma de California se refirió a Jobs cuando se trató el lío sobre la guerra en el mercado y la disputa de  patentes que llevan con Apple. Según Page, el que fue cofundador de Apple gustaba de contar con un competidor obvio y "es que hay personas a quienes eso les da un empuje; Steve era así, por lo que le gustaba hablar con pasión contra su competidor ante el público".

Sin embargo, el CEO de Google asegura que la relación que mantuvo con Jobs fue agradable y en las ocasiones que se vieron en persona, mantuvieron conversaciones interesantes y alegres.

Una de las frases más famosas de la biografía que escribió Walter Isaacson sobre Steve Jobs es la confirmación del enfado del fundador de Apple con Google, sobre la idea robada que suponía Android y una furia que llevaría a Apple a gastar cada dólar ingresado para hundir a Google.

Pero en el blog oficial de Apple, la empresa de Cupertino defiende la postura de su cofundador.  En el espacio se publicó acerca de las declaraciones de  Walter Isaacson, en The Royal Institute, sobre la molestia de Jobs. “El enfado de Steve  contra Google era muy real”, señala.

El escritor dice,  además de confirmar el motivo, que Jobs quería emprender una guerra contra Android, al igual que ya hizo con Microsoft en los ochenta. En ese caso específico,  Jobs argumentó que la empresa de Redmon había robado la interfaz gráfica de usuario del Mac.

Isaacson indicó que lo que realmente enfurecía a Jobs no fue que Microsoft utilizase la interfaz de Apple, sino que después las licencias de una forma promíscua, al gusto de Dell, Compaq, IBM y otros, siendo este el fin del dominio de Microsoft. Casi la misma cosa pasó cuando Google copió al iPhone y su iOS.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: