NASA apura perforación en Marte

- 25 de febrero de 2020 - 00:00
Internet

El equipo de la misión planea hacer que la pala del brazo robótico de InSight presione el topo para cavar hasta 5 metros.

Después de un año intentando excavar en la superficie marciana, la sonda de calor perteneciente al módulo de aterrizaje Insight de la NASA está a punto de recibir un impulso.

 El equipo de la misión planea hacer que la pala del brazo robótico de InSight presione el topo para cavar hasta 5 metros bajo la superficie de Marte.

Esperan empujar hacia abajo la parte superior del topo (tapa trasera), para evitar que retroceda fuera de su agujero en Marte, como pasó dos veces en los últimos meses después de llegar a penetrar en el suelo casi por completo.

El topo es un pico de 40 cm de largo equipado con un mecanismo interno de martilleo. Mientras cava en el suelo está diseñado para arrastrar con él una correa como especie de cinta que se extiende desde la nave espacial.

Los sensores de temperatura están incrustados a lo largo de la correa para medir el calor proveniente del interior del planeta que revelan detalles científicos importantes sobre la formación de Marte y todos los planetas rocosos, incluida la Tierra.

 El equipo ha evitado presionar la tapa trasera hasta ahora para prevenir  cualquier daño potencial a la correa. El topo se encuentra atrapado desde  febrero de 2019, el primer día de martilleo.

Desde entonces, el equipo de InSight ha determinado que el suelo aquí es diferente al que se ha encontrado en otras partes de Marte.

InSight aterrizó en un área con una capa de óxido inusualmente gruesa como suelo cementado, en lugar de ser flojo y arenoso como se esperaba.

El topo necesita fricción del suelo para perforar hacia abajo; sin él, el retroceso de su acción de automartilleo hace que simplemente rebote en su lugar. Irónicamente, el suelo suelto proporciona esa fricción a medida que cae alrededor del topo.

 El verano pasado, el equipo de InSight comenzó a usar la pala del brazo robótico para presionar el lateral del topo, una técnica llamada “fijación” que agregaba la fricción suficiente para ayudarlo a cavar sin entrar en contacto con la frágil correa científica conectada a la parte trasera del topo.

Si bien la fijación ayudó, el topo salió del suelo marciano en dos ocasiones.

 Con pocas alternativas restantes, el equipo decidió intentar ayudar al topo a cavar presionando cuidadosamente su parte trasera mientras intentaba evitar la correa.  

Podría hacer varios intentos para perfeccionar el empuje de la parte trasera, tal y como lo hizo con la fijación. A finales de febrero y principios de marzo, el brazo de InSight se colocará en posición para que el equipo pueda probar lo que sucede mientras el topo martillea brevemente.

 El equipo también está considerando usar la cuchara para mover más tierra en el agujero que se ha formado alrededor del topo. Esto podría agregar más presión y fricción, permitiéndole finalmente excavar.

A la par, ya existen los primeros informes de actividad sísmica y vibraciones en Marte que revelan que el planeta rojo tiene un nivel moderado de actividad sísmica, intermedio entre la Tierra y la Luna.

Los datos recogidos por geólogos durante 235 días marcianos mostraron 174 eventos sísmicos, o terremotos.

De ellos, 150 fueron eventos de alta frecuencia que producen temblores de tierra similares a los registrados en la Luna por el programa Apollo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP