Mascotas se “apoderan” de redes sociales en Ecuador

14 de enero de 2012 - 00:00

Pelusso Idrovo Saltos es guayaquileño, tiene una página en Facebook hace un año y ha logrado sumar 17 amigos, pero no se lo puede considerar un usuario convencional, pues se trata de un perrito french poodle, de 2 años de edad.

Sus últimas fotos fueron colgadas en la popular plataforma este martes y lo muestran sentado en un rincón en su casa de la playa, con la boca abierta como si estuviera sonriendo para la gráfica, y acostado durante “la siestita”.

Fabricio Idrovo, de 28 años, cuenta que decidió crearle un perfil a su mascota luego de ver que su hermano tenía a la suya en la red. “Para que interactúen entre perritos”, explicó. Las interacciones de Pelusso con otros en la red incluyen alentar a su equipo de fútbol favorito, Emelec, y responder a sugerencias o preguntas sobre sus fotografías.

El hecho de que Pelusso conste en Facebook como “hijo” de su dueño le ha valido al analista de sistemas más de un par de preguntas. “Mis familiares se sorprendían porque no sabían que tenía un bebé y luego veían que era Pelusso”, comentó.

“Mis compañeros de trabajo me preguntan por Pelusso, mis familiares también”, afirmó.   “Algunos compañeros del trabajo les han hecho páginas a sus mascotas después de conocer que Pelusso tenía una”, comentó Idrovo entre risas.

Andrés Sotomayor, ingeniero comercial de 29 años, también decidió integrar a su mascota a Facebook, hace cuatro años.  Kerito Sot, como consta en la web el perrito, incluso jugaba Farmville. Sin embargo, el perfil de la mascota se lo actualiza con menos frecuencia desde que  decidió abandonar el juego de Zynga en mayo de 2010.

“Soy dulce y cariñosa, tibia y peludita. Si me extiendes tu mano, seguramente hallarás en mí una muestra de afecto. Amo con locura, pero si me jodes, conocerás el más profundo y terrible ¡¡odio!!”, se lee de Cuchi Ordóñez, en su biografía en Facebook. En esta   web muestra que tiene una relación con el “Mugroso”, que vive en Guayaquil; que  es seguidora religiosa de Eiwa, que políticamente apoya la pelocracia y   en la foto de perfil  aparece en la playa junto a  Freddy Ordóñez.

La pequeña french poodle, de 4  años, tiene 90 amigos con los que chatea y  comenta los estados activamente. Su última  actualización es una respuesta al comentario de “¡Oye perdida!...” en él  dice: “¡Woof, woof!”.  
Freddy Ordóñez, publicista de 31 años, contó que la idea de integrar a Cuchi a Facebook fue porque su esposa quería tener una cuenta en la red social, pero pensó que su vida era aburrida, así que hizo un perfil para su mascota y creó el personaje.

El Gran Zeus tiene una página de fans en Facebook y una cuenta en Twitter. Las diferencias en las dos redes saltan a la vista, el pequeño can tiene 63 fans en la  red social  y 209 seguidores en el sitio de  microblogs.

“La presencia de Gran Zeus en el mundo de los internautas empezó por joda, por tener un perro que habla y personalizarlo”, dijo su dueña, Johanna Arthos, de 28 años.

La idea de incluir a su mascota en las redes sociales fue de ella y de su esposo: “Fue chistoso... Cuando estaba chiquito (Zeus) todos me decían: ¿cómo le van a abrir una cuenta al perro...? Tengan un hijo, mejor”.

“El Facebook se lo creé hace año y medio por una promoción de Tampico, para que tenga un montón de fans; y el Twitter hace dos o tres años” recordó. Por eso no resulta  extraño ver que en el perfil del perrito  esté la petición “Soy un perro, me llamo Zeus y quiero ganar el pasaje para dos al Caribe. Ayúdame a estar en el Caribe con Cony, mi amor platónico”. En Twitter,  Zeus comenta sobre su vida diaria:  “Llegaron, pero no me dieron de comer. Otra vez se olvidaron de mí”, reza su  más reciente publicación. 

Johanna maneja las cuentas de su mascota, aunque comentó que ya no tiene tanto tiempo para actualizarlas desde que nació su bebé, pero antes “estaba bien pendiente”. Sobre la actividad y relaciones con otros amigos de Zeus dijo que es un perrito normal, pero que en la red “con la Cuchi se tuiteaba más”.

Cuando Giullia Sarmiento, de 19 años y estudiante de arte, estrenó a su gato Gio Meza en las redes sociales, lo hizo en una especializada para mininos llamada Unitedcats. Buscaba una página para mascotas y encontró  esa, pero perdió el interés porque tenía que pagar para subir más fotos. Así que Gio Meza, un gato blanco mestizo de 4 años, tuvo que esperar dos años para volver al mundo virtual con página propia. 

La motivación para abrirle un nuevo perfil a su mascota surgió desde sus propias interacciones en la red. “Mis amigas siempre me comentaban en las fotos que tenía de Gio en mi perfil.  Tenía muchas fotos y se me hacia feo tener todo guardado en la compu”, recordó Giullia.

Hace unos meses  Gio se estrenó en Facebook. Uno de sus primeros amigos fue Max Meza, otro felino mestizo de 2 años, que en realidad sería su “hermano” adoptivo.

Los gatos comparten fotos, comentan estados y videos. Gio tiene 16 amigos y  Max 14. Sus personalidades se diferencian en la red porque el mayor de los felinos es  “directo al expresarse” y el otro es “más tierno”.

“Soy lindo”, dice Max en la descripción de sí mismo. Mientras  Gio resalta en su biografía que es “un chico guapo e inteligente”.

Las últimas fotos subidas a los muros de los mininos corresponden a las de su más reciente baño, donde se los ve con las cabezas enjabonadas y haciendo caras graciosas al ser secados con una toalla. 

Las interacciones con otros, en la web han cambiado un poco, opinó la joven: “Al principio la página era como un juego para la familia y ahora  he agregado a mis amigos (que tienen gatos)”. Las mascotas más famosas de Facebook a nivel mundial son Boo, el perrito con  más de dos millones de seguidores; y Beast, el french de Mark Zuckerberg.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: