“Hackers” burlan de nuevo filtros de seguridad de Sony

04 de junio de 2011 - 00:00

El grupo japonés Sony informó ayer  que investiga un posible nuevo ataque de “hackers” contra su plataforma digital de películas SonyPictures.com, que podría haber supuesto el acceso a los datos personales de cerca de un millón de usuarios a su red de videojuegos.

Un portavoz de Sony confirmó  que se ha abierto un proceso de investigación sobre el nuevo caso, que se produce después de que grupos de piratas informáticos robaron, desde mediados de abril, datos de más de 100 millones de usuarios de sus distintos servicios web.

En esa ocasión se detectó el mayor ataque de la historia a usuarios de las redes de videojuegos de la firma nipona.

A causa de esta situación, Sony   suspendió sus servicios online, que solo pudo restaurar en mayo, luego de   trabajar semanas en sus filtros de seguridad para garantizar la protección de los datos de sus clientes electrónicos.

El grupo de “hackers” norteamericano LulzSec se atribuyó la autoría del último ataque online, que se habría producido la  madrugada del viernes, pocas horas después de que la compañía anunció el restablecimiento de su red de videojuegos PlayStation Network (PSN).

Este nuevo ataque contra el servicio online de películas de Sony les habría permitido el acceso a  la información de carácter personal que la compañía nipona no habría cifrado, según LulzSec.

La agencia de noticias  local Kyodo informó que los piratas electrónicos podrían haber sustraído las contraseñas, direcciones de correo electrónico y fechas de nacimiento de cerca de un millón de usuarios del servicio en línea.

El ataque supone un nuevo episodio en la supuesta “cruzada” iniciada hace meses por parte de varios grupos de piratas informáticos contra el gigante electrónico japonés.

La ola de “ciberataques” es un nuevo revés para Sony, que en mayo anunció una pérdida neta de 259.600 millones de yenes (2.250 millones de euros) en el año fiscal 2010, tras verse seriamente afectada por el impacto del terremoto y tsunami del 11 de marzo.

Por lo que los últimos meses han sido duros para la compañía nipona, que debió anunciar medidas compensatorias y un seguro para los clientes afectados por las  violaciones de seguridad que registraron los piratas electrónicos en las últimas semanas de abril.

El gigante electrónico  Sony reanudó el jueves parcialmente las operaciones en su planta de Tagajo, situada en la provincia de Miyagi (noreste de Japón) y la única que   estaba paralizada por los efectos del tsunami del 11 de marzo.

La reapertura de esa factoría supone que las diez plantas que el grupo japonés tuvo que detener por la catástrofe se encuentran ya activas, detallaron fuentes de Sony citadas por la agencia local Kyodo.

Las instalaciones de Tagajo han comenzado a producir de nuevo discos Blu-Ray. Pero aún hay que  esperar por la fabricación de cintas magnéticas, que está previsto se reanude  en   julio, según fuentes cercanas a los directivos de la firma japonesa.

La planta, que antes del desastre contaba con 1.400 trabajadores, también fabricaba componentes ópticos y electrodos para baterías de iones de litio, pero está previsto que la producción sea trasladada a las factorías de Miyagi o a otras provincias japonesas.

El terremoto de 9  grados en la escala de Richter y posterior tsunami del 11 de marzo obligaron a Sony a reducir su producción y detener una decena de sus factorías por encontrarse en la zona devastada o por las interrupciones en la cadena de suministros.

En el año fiscal 2010 el grupo nipón registró  una pérdida neta de 259.600 millones de yenes, que equivalen a 2.250 millones de euros, seis veces más de lo que perdió en el ejercicio precedente, en buena parte por el impacto del terremoto de marzo pasado, el peor desastre en Japón desde las bombas atómicas de la   Segunda  Guerra Mundial.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: