El mercado de las laptops creció un 30% en 2011

22 de junio de 2012 - 00:00

Samsung presentó en Guayaquil su computador portátil Serie 5 Ultra. La notebook tiene un monitor de 14 pulgadas y un procesador Intel Core i, que además es Express Cache Diskeeper; es decir, permite que después de un apagado completo esté totalmente operativa en 10 segundos.

Esta serie de computadoras portátiles es la primera de esta marca que se comercializará en los distribuidores nacionales. Walter Burgos, gerente de la división de laptops de la firma coreana, señala que para la compañía es importante el mercado de Ecuador, porque la demanda nacional se muestra dinámica para las empresas importadoras.

“Es cierto que las tabletas nos dan portabilidad, pero hay muchos usuarios que prefieren una computadora portátil, porque hay operaciones que se pueden realizar en ellas y no en otros dispositivos móviles”, explica el ejecutivo de Samsung.

Ángel Largo, comunicador social, cuenta que a la hora de hacer trabajos o de proyectar  películas prefiere una laptop a una tableta. La pantalla es más grande, pero aclara que no puede negar las ventajas de la portabilidad que ofrecen  los nuevos dispositivos.  

Milton Reyes, ingeniero en sistemas, dice que las tabletas son unidades incompletas porque pierden su principal característica que es la portabilidad cuando se adaptan a un teclado, disco removible y una unidad de DVD.

Reyes prefiere las laptops, pero aclara que sería ideal tener una computadora portátil “híbrida”, es decir, que sea  igual de liviana que una tableta, sin baterías tan pesadas, con discos de memoria flash en lugar de discos normales,  con un teclado muy liviano y plano. “Un híbrido debería ser como un iPad con teclado que se doble y pantalla táctil”, comenta Reyes al definir la computadora ideal.

Explica que las tabletas tienen poca memoria y para su trabajo como ingeniero en sistemas no son útiles, porque son  terminales “tontos”; es decir, solo de presentación y no de ejecución de datos de aplicaciones específicas.

Reyes sostiene que las tabletas sirven para la presentación de datos, consultas, navegación y envío de e-mails. Si bien es cierto la portabilidad de una tableta es una ventaja significativa frente a las laptops, las computadoras portátiles tienen funciones que sus rivales no pueden ejecutar.

Las laptops aún resultan más familiares que las tabletas para los usuarios. Ese es el caso de María Fernanda Aguirre, coordinadora cultural del Centro Ecuatoriano Norteamericano (CEN). Cuenta que esta unidad es primordial para su trabajo porque le permite proyectar la información en las reuniones. “Solo conecto el proyector y puedo mostrar la información que grabo en CD o en la memoria USB, aún eso no es posible en las tabletas”, señala.

El mercado de las laptops en Ecuador muestra una amplia oferta. En las últimas semanas Apple también presentó en EE.UU. sus computadoras portátiles: Mac Book Pro y Mac Book Air. Los precios bordean los 1.000 dólares.

También están las opciones que ofrece HP, Toshiba, Sony, Acer y Asus, cuyos costos son más accesibles. Los costos de una laptop van desde los 500 dólares hasta 1.500, dependiendo de las características que el usuario requiera.

“Para trabajos de campo donde se necesitan apuntes y todo eso, la laptop sigue siendo más adecuada”, señala  Largo. Sostiene que las tabletas son dispositivos de entretenimiento más que de trabajo.

Burgos explica que los ecuatorianos se muestran muy interesados por las laptops porque tienen un precio al público más accesible que los tabletas. “Los usuarios ecuatorianos solo requieren que su computador tenga Office, un monitor de 14 pulgadas y una memoria de 500 gigabites”, explica. 

Dice que a la mayoría de usuarios ecuatorianos les interesa simplemente un computador que les permita conectarse a redes sociales y trabajar documentos en Office.

El ejecutivo señala que aunque el procesador es importante al comprar un equipo electrónico, para los usuarios nacionales no es importante este aspectos porque para la mayoría eso solo es un asunto técnico.

El ejecutivo de Samsung explica que en Ecuador se registró un crecimiento en la demanda de laptops de un 25 al 30 por ciento entre 2010 y 2011. Pero el mercado de los artefactos electrónicos registró en ese mismo período la caída de la demanda de computadoras de escritorio, que bajó un 15%. Burgos señala que este hecho afectó directamente a la venta de monitores, discos duros y otras partes y accesorios que utilizan las unidades fijas.

Explica que los usuarios que compran este tipo de artefactos están entre los 25 y 35 años de edad, porque son el grupo de la población con poder adquisitivo. La demanda nacional de computadoras portátiles en Ecuador es mayor en Guayaquil, según datos de la firma coreana.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: