China ve con agrado la autocensura de Twitter

02 de febrero de 2012 - 00:00

La decisión de Twitter de censurar mensajes a sus usuarios en los países que lo requieran puede ayudar a la red social a entrar en China, el mayor mercado de Internet del mundo pero también uno de los más limitados por la censura oficial.

Así lo puso de manifiesto ayer el portal oficial "China.org.cn" al considerar que la empresa estadounidense posiblemente verá abiertas las puertas del mercado chino por la buena acogida que tuvo el anuncio de su decisión en diversos medios de comunicación.

"La decisión podría abrirle las puertas a mercados donde hasta ahora es inaccesible. También el diario oficial Global Times publicó un editorial apoyando su actitud", explicó el portal chino.

La red social anunció la semana pasada que eliminará los "tweets" o las cuentas de usuarios en aquellos países donde Twitter reciba una orden de censura asegurando que esos contenidos son ilegales, aunque los datos eliminados seguirán estando accesibles en otros países.

La prensa oficial china aplaudió el anuncio de la red de microblogs, como lo hizo el "Global Times", para quien "es importante que (Twitter) respete las culturas y las ideas de diferentes países para integrarse en el medio local de forma armoniosa (...) Es una evolución".

El diario estadounidense criticó la postura de "activistas políticos y disidentes" contrarios a la decisión de Twitter y defendió la decisión de la compañía   porque "eligió entre ser una herramienta política idealista, como muchos esperan, y seguir reglas comerciales pragmáticas como empresa".

China, que superó los 500 millones de internautas en 2011, es un  país con uno de los  aparato de censura más sofisticado del planeta, según informes de grupos de libertad de prensa y derechos humanos, por lo que Twitter, Facebook e incluso Youtube sólo pueden ser consultados  mediante un servidor interpuesto en el exterior (VPN).

A través de este método, los disidentes chinos, entre ellos el polémico artista conceptual Ai Weiwei, han encontrado en Twitter una forma de difundir sus opiniones, por lo que han expresado su descontento con la decisión de la firma.

El diario  recordó que tanto Twitter como Facebook "desempeñaron un papel fundamental en impulsar la Primavera Árabe y los disturbios en Londres el año pasado, pero también hay un debate sobre los límites de la libertad de expresión”.

A raíz de la Primavera Árabe, Pekín aumentó su represión contra la disidencia y centenares de activistas e intelectuales, incluido Ai Weiwei, fueron acosados, detenidos y en algunos casos torturados, según denuncias de varias  ONG.

China alcanzó los 300 millones de usuarios de microblogs en 2011 con empresas locales como Weibo (similar a Twitter), controlada por el gobierno de Pekín.

China    se suma, así,  a Tailandia, que hace pocos días anunció que trabajará junto con  los representantes del sitio de microblogging para depurar  los mensajes que vayan en contra de los preceptos establecidos por el Estado y la corona de Bangkok.

Hasta esta semana no se han registrado pronunciamientos de gobiernos de países de occidente en el sentido de trabajar  con el personal de la firma de California para depurar los tweets que vayan en contra de las políticas de cada nación.

Entre los usuarios, las muestras de rechazo a la decisión de Twitter se registran bajo la etiqueta #CensuraenTwitter.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: