Discusiones en torno a la autonomía de las máquinas

- 24 de octubre de 2019 - 00:00

Gobiernos de todo el mundo comenzaron a debatir oficialmente en 2014 sobre los “robots asesinos”, unas discusiones que se celebran regularmente en Ginebra. En las conversaciones se deben analizar, entre otras cosas, los límites legales y éticos, con una pregunta clave: ¿debe un robot poder decidir sin intervención humana si es preciso matar a alguien?

La ONU lo tiene claro: “la perspectiva de máquinas con el criterio y el poder para acabar con vidas humanas es algo moralmente repugnante”, advirtió el jefe de la organización, António Guterres, a los líderes internacionales reunidos el pasado año en la Asamblea General.

Entre quienes defienden los avances en este ámbito hay quienes aseguran que estas tecnologías pueden reducir el número de errores y daños colaterales y, de hecho, proteger vidas. Pero las máquinas tienen que aprender de alguien y ello amenaza con hacer que se repitan patrones. “Todos los modelos de inteligencia artificial están sesgados”, explica O’Sullivan, ya que tienden a ir contra quienes no participan en su creación. (I)

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP