Otra salida se prevé el 1 de septiembre comandada por la NASA

Astronautas instalan un 'parqueo' en Estación Espacial Internacional

- 22 de agosto de 2016 - 00:00
La misión en más de 6 horas instaló los cables que permitirán a las naves atracar en la estación espacial.
Foto: AFP

El dispositivo permitirá que las naves de empresas privadas puedan colocarse en el complejo sin necesidad de usar brazos robóticos.

Miami, Estados Unidos.-

Dos astronautas instalaron en la Estación Espacial Internacional (EEI), durante una incursión al espacio el viernes pasado, un dispositivo que servirá de “estacionamiento” a las naves privadas que viajen allí.

Los estadounidenses Jeff Williams, de 58 años, y Kate Rubins, de 37, comenzaron su expedición espacial a las 08:04 (07:04 hora de Ecuador), conectando sus trajes espaciales a las baterías internas.

Se trata de la cuarta salida para Williams, quien pasó 19 horas en el espacio en la salida anterior, y la primera para Rubins, la duodécima mujer que realiza un paseo espacial.

Dos horas más tarde concluyeron su misión: equipar el módulo ‘Harmony’ de un nuevo puerto de amarre destinado a las naves privadas que llevarán a las futuras tripulaciones hacia el puesto orbital en los próximos años.

Posteriormente, el equipo robótico de la EEI terminó la instalación, que actualmente es permanente. En ese momento, la caminata espacial aún no terminaba. En total, se destinaron seis horas y media.

En ese período se conectaron cables de electricidad y de transferencia de datos entre la ISS y lo que la NASA describió como “una metafórica puerta al futuro”.

El director de operaciones integradas de la ISS, Kenneth Todd, calificó la instalación como “un importante hito en el camino hacia el establecimiento de capacidad comercial” de la estación.

El adaptador, una especie de anillo de un metro de profundidad por 1,6 metros de ancho, fue construido por Boeing. Fue enviado el julio en la cápsula Dragón de SpaceX.

Este es el primero de dos dispositivos de este tipo con los que contará la estación. La instalación del segundo se prevé para 2018.

Ambos servirán para el estacionamiento de las naves CST-100 Starliner de Boeing y la Crew Dragon de SpaceX, la nueva generación de aparatos tripulados estadounidenses y la primera desde que finalizó el programa de transporte espacial en 2011, que llevarán astronautas a la ISS.

Este dispositivo permitirá a las naves “estacionarse” automáticamente sin la ayuda del brazo robótico de la estación y, además, podrán conectarse a la ISS para compartir datos y electricidad. Se prevé otra salida al espacio el 1 de septiembre para retirar un radiador térmico defectuoso de la ISS. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: