ESPECIAL FIN DE AÑO

Apple se rinde ante las demandas de los usuarios y aumenta el tamaño de sus nuevos smartphones (Infografía y Video)

24 de diciembre de 2014 - 00:00

ESPECIAL FIN DE AÑO

Apple es  conocida por marcar un antes y un después en la industria de los smartphones.

Cuando la compañía estadounidense lanzó el iPhone original en 2007 el mundo se mostró sorprendido por el tamaño del dispositivo. Para los usuarios, una pantalla de 3.5’ suponía un terminal muy grande.

Los más escépticos no sabían si podrían con un dispositivo que no fuera cómodo de manejar.

Sin embargo, el iPhone revolucionó el mercado y marcó una tendencia desde entonces. Las 3.5’’ se convirtieron en un estándar de los terminales venideros de otros fabricantes. Sin embargo, Samsung quiso entrar en la competencia con un teléfono inteligente que sobrepasara las dimensiones impuestas por Apple.

Así se estrenó en el mercado el Samsung Galaxy S original, con una diagonal de 4’.

El primer Galaxy supuso una vuelta de tuerca en cuanto a tamaños de paneles en smartphones.

A Samsung le siguieron varias marcas, sobre todo asiáticas, como LG, Sony, Huawei y HTC. Esta última, con el aval de Google, incursionó en el terreno de los teléfonos inteligentes.

A pesar de que los dispositivos llegaban en 4’, 4.2’ o las atrevidas 4.3’ del Samsung Galaxy S2 (2011), Apple parecía no prestarle atención y se mantenía en las 3.5’, alegando que su diseño permitía manejar el terminal con una mano de forma solvente.

A pesar de esto, en 2012 Apple decide incursionar con una pantalla más grande, lanzando el iPhone 5 con una diagonal de 4’.

Este movimiento se suscitó luego de que la competencia había roto el límite de tamaños de pantalla y lanzado smartphones con todo tipo de diagonales. Algunas sobrepasaban las 5’ y se encontraban a medio camino entre un teléfono y una tableta, que vieron su concepción desde las 7’.

Para el 2013, Apple decidió mantenerse en las 4’ y el iPhone 5s no cambió en diseño ni tamaño.

Sin embargo, en 2014, los de Cupertino se encargaron de volver a sorprender al mercado con su buque insignia. El 9 de septiembre de este año, Apple oficializó el iPhone 6, un terminal que asombraría a los usuarios por su más que obvio aumento de pantalla, llegando a las 4.7’. Pero otra sorpresa  fue la decisión de lanzar también el modelo iPhone, el 6 Plus, con una pantalla de 5.5’. Con este movimiento, Apple rompió con todos los argumentos que alguna vez utilizó. Se rindió a las demandas de los usuarios que pedían desde hace mucho un terminal con dimensiones mayores para aprovechar la excepcional pantalla retina de la que hacen gala los iPhones desde el 4 (2010).

VIDEO

Este movimiento tuvo una buena aceptación entre los usuarios. Las ventas del iPhone 6 y 6 Plus han supuesto para la compañía un éxito total que en la actualidad se traduce en 21 millones de estos dispositivos hasta octubre de este año. Los usuarios han volcado su interés hacia el iPhone 6, ya que 17 millones de unidades vendidas corresponden a esta versión, mientras que los 4 millones restantes se adjudican al 6 Plus.

Estos números demuestran, al parecer, que Apple escucha a sus clientes y está dispuesto a consentirlos cuando el éxito está asegurado.

El iPhone 6 posee un procesador A8, acompañado de un microprocesador M8 complementario para actividades secundarias.

El buque insignia de Apple cuenta con 16GB, 64GB o 128GB de almacenamiento interno, cámara trasera de 8 megapixels con flash con grabación de vídeo en 1080p HD (a 30 o 60 f/s), cámara frontal de 1.2MP y conectividad 4G LTE. La hoja de especificaciones de este dispositivo la completan la última versión del sistema operativo móvil de Apple, el iOS8. 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: