Los proyectos del MIES ayudan a los más necesitados

- 01 de diciembre de 2018 - 00:00
En Misión Ternura cerca de 1.600 educadoras y técnicos de soporte forman parte, el fin es continuar con la tarea de hacer una identificación de los infantes y madres gestantes; y trabajar en los objetivos de este programa a escala nacional.
Foto: Cortesía MIES

La asistencia del Ministerio de Inclusión Económica y Social se concentró en los menores de edad, en las personas de la tercera edad y en aquellos de escasos recursos monetarios.

Los ejes del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) se concentran en la asistencia a quienes más lo necesitan.

En ese sentido la creación de las diversas misiones ha buscado tener un impacto en diversos colectivos que requerían planes específicos: bebés, niños, personas de la tercera edad, mujeres y otros. Y las áreas que atraviesan esos ejes pasan por la economía, la educación, la salud y la inclusión.

El presidente de la República, Lenín Moreno, durante el lanzamiento de Misión Ternura, uno de los íconos de la gestión social, explicó que la intención es el niño de forma integral, con ternura, con cariño, desde el mismo momento de la concepción.

Las misiones operan a nivel territorial, donde han identificado grupos humanos con alta incidencia de pobreza, falta de acceso a servicios, hacinamiento y déficit cuantitativo de vivienda.

Misión Ternura, Mis Mejores Años y Menos Pobreza y Más Desarrollo son parte de la estrategia social del Gobierno y constituyen parte del Plan Toda una Vida.

Incluso los programas han sido expuestos por el Primer Mandatario a nivel internacional en organismos como la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Más de 436.000 ecuatorianos se ven beneficiados de estos programas. El trabajo de los programas está alineado a la Agenda de Desarrollo 2030.

En Misión Ternura cerca de 1.600 educadoras y técnicos de soporte forman parte, el fin es continuar con la tarea de hacer una identificación de los infantes y madres gestantes; y trabajar en los objetivos de este programa a escala nacional.

Mientras que el objetivo de Mis Mejores Años es llegar a una cobertura de entre 250.000 y 300.000 adultos mayores.

En el marco de la jubilación universal establecida en la Constitución indica que las personas de la tercera edad, en condiciones de extrema pobreza, que no cuenten con seguridad social pueden acceder a una pensión de $ 100 mensuales, con el fin de cubrir carencias económicas y gastos que demandan las vulnerabilidades que se acentúan por la edad.

La Misión Menos Pobreza y Más Desarrollo es un programa de acompañamiento que pretende que las familias que son parte del programa corten con el círculo generacional de la pobreza.

El Gobierno Nacional prevé que al final de su período la pobreza extrema se reduzca el 3,5%. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: