Papa reconoce martirio de jesuita

- 14 de febrero de 2019 - 00:00

Francisco confirmó que hubo “odio de la fe” en el asesinato de Emilio Moscoso, un sacerdote nacido en Cuenca (Ecuador). El religioso fue acribillado, con dos balazos, el 4 de mayo de 1897, durante la llamada Revolución Liberal.

El papa Francisco firmó el decreto que reconoce el “martirio” del ecuatoriano Víctor Emilio Moscoso Cárdenas, asesinado el 4 de mayo de 1897 durante la llamada Revolución Liberal.

Francisco firmó, en la audiencia que concedió al prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, Angelo Beciu, varios decretos, entre ellos el que reconoce el martirio “en odio de la fe” de Moscoso Cárdenas, jesuita nacido en Cuenca (Ecuador) el 21 de abril de 1846 y asesinado en Riobamba el 4 de mayo de 1897.

Según la historia, mientras él estaba orando en su habitación, los atacantes a quemarropa le dieron dos disparos, que le quitaron la vida de forma instantánea.

La declaración del “martirio” es decisiva para la beatificación, ya que entonces no es necesario reconocer un milagro.

El 4 de mayo de 1997 se suscitó en la Academia Nacional de Historia Eclesiástica la iniciativa de promover la causa de beatificación del P. Emilio Moscoso, la cual fue secundada por la Congregación de Religiosas Franciscanas de la Inmaculada.

Oficialmente la iniciación de la causa tuvo lugar el 4 de mayo del año 2000, una vez obtenida la aprobación de la Santa Sede por el Obispo de la diócesis de Riobamba.

El 14 de octubre de 2005 se dio la clausura del “proceso diocesano”.

Esta clausura se trata simplemente del término de una fase, la siguiente etapa será tramitada en Roma por el Postulador General de los jesuitas.

De igual forma, el 14 de octubre de 2005 se dio la clausura del “proceso diocesano”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP