Ecuador, 15 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

"Nuestra obligación es adaptarnos a los tiempos y seguir creando"

María Paz Jervis    Decana de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas, en la Universidad internacional SEK Ecuador
María Paz Jervis Decana de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas, en la Universidad internacional SEK Ecuador
Cortesía:María Paz Jervis
27 de junio de 2020 - 00:00 - Redacción Sociedad

La catedrática María Paz Jervis coincide en que este es un momento de ruptura en el modelo de educación en general, pero asegura que, sobre todo, ha sido de mucho esfuerzo por parte de los docentes para ganar la atención de los estudiantes.

¿Qué ha representado para la Universidad Internacional SEK esta educación virtual?

Ha sido un reto para todos, porque la educación no es un ejercicio que está abstraído  de las otras circunstancias.  Estamos enfrentando seguramente uno de los momentos más duros de la historia contemporánea.

La dinámica social, tal como la conocíamos, se ve supeditada a esta lógica de confinamiento y de incertidumbres y eso es algo súper determinante, cuando nosotros pensamos en la generación que preparamos, que por la misma relación con la tecnología está acostumbrada a lo predecible, a lo controlable.

Por eso no me atrevo señalar el nombre de la generación, sino la relación con la tecnología. Noto en mis  estudiantes esa falta de paciencia que es una característica de la nueva dinámica social. En la Universidad Internacional SEK estábamos preparados en términos de plataformas tecnológicas y también habíamos asumido este debate de lo tecnológico desde hace mucho rato.

¿Ha habido un conflicto en la docencia por la tecnología?

Estábamos preparados para entrar al mundo virtual, pero acá hay algo que es importante diferenciar: una cosa es la educación a distancia y otra la educación por convergencia de medios, que está contemplada en la Ley Orgánica de Educación Superior.

En la educación a distancia la formación recae mayoritariamente sobre el estudiante. La convergencia de medios da cuenta de que nosotros tenemos una relación en tiempo real y constante entre educandos y educadores, lo que pasa es que no estamos cara a cara, pero sí lo estamos a través de una cámara, vía Zoom.

Aquí nos enfrentamos a la situación tecnológica del país, con un nivel de conectividad malo y de baja calidad, por lo que enfrentamos la dificultad de que en cada sesión se te cae dos y tres veces la conexión y con eso hemos tenido que aprender a lidiar. Para los docentes esta etapa ha sido un crecimiento.

Yo digo que estamos haciendo una maestría que no tiene título y que no la hemos pagado, porque todos los días nos las estamos reinventando para mantener la atención de los estudiantes.

¿Riñe el modelo virtual con la calidad educativa?

La calidad puede ser exactamente igual, lo que pasa es que el desafío es para los docentes. El reinventar y replantear nuevos mecanismos, porque si comparamos con los estándares de la educación tal cual la conocíamos, no sería posible.

Si comparamos con los estándares previos y tradicionales de la formación académica, claro que nos vamos a sentir decepcionados, pero nuestra obligación es adaptarnos a los tiempos, y yo estoy segura de que todo, absolutamente todo, se puede dar por la convergencia de medios.

Inclusive nosotros tenemos una maestría en  Derecho Procesal. Hoy tenemos plataformas y la Universidad Internacional cuenta con herramientas y ejercicios para hacerlo.

Lo que también creo es que debemos seguir creando, en este momento tan difícil y doloroso que le ha tocado vivir a la humanidad entera, donde nos ha tocado reinventar las lógicas de relaciones sociales y de dinámicas establecidas, nosotros tenemos que seguir creando.

¿En el plano personal, cómo ha vivenciado esta etapa?

Es súper positivo tener la relación directa con el docente. Yo estoy frente a la pantalla y estoy dialogando con mis estudiantes, estoy formulando y respondiendo  preguntas.

Sabemos que los que han estado en docencia algunos años, sentimos  nostalgia y extrañamos. Yo creo que no hay nada más rico que compartir en un aula de clase con los alumnos y tener contacto visual y la expresión corporal, los gestos, todo eso es parte de la educación.

Pero ante las circunstancias que nos enfrentamos, también ha sido igual de rico darnos cuenta de que somos capaces de transferir el conocimiento y de crear espacios de aprendizaje y de debate a través de una computadora.

Eso nos aporta que se rompan las fronteras. Hace unas semanas hacía un ejercicio de mediación y arbitraje entre los estudiantes de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid  y la Universidad Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú creando un debate sobre un caso ficticio, en un  ejercicio en tiempo real.

Ellos discutieron, pelearon y los profesores evaluamos; y eso constituye una riqueza absoluta.

¿Cuáles son las proyecciones de la SEK en una nueva normalidad?

Estamos preparados para si no es posible retornar a las aulas, como aspiramos en el mes de octubre.

Tenemos muchos profesores de otros países y esto va a ser súper positivo, pues no podemos viajar pero sí podemos por ahora mantener el conocimiento a través de la tecnología, usando este modelo de convergencia de medios en tiempo real, viéndonos por vía Zoom.

Yo  creo que el mundo nos está demostrando que es el momento de que replanteemos nuestras dinámicas. Me atrevo a asegurar que casi toda la educación se puede hacer a través de una pantalla de computación. (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media