HCAM desarrolla procedimientos quirúrgicos para sanar quemaduras

26 de octubre 12:53

Las heridas de Ricardo P. han sanado lentamente pero de manera favorable.

El niño acabó de cumplir 3 años. En los últimos cuatro meses ha sido intervenido para tratar las quemaduras de tercer grado en el 60% del cuerpo. Las lesiones más fuertes fueron en las manos.

Mayra Gualzaca, su madre, lo lleva una vez a la semana al Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM). Su hijo ingresó a la Unidad de Terapia Intensiva y permaneció por 15 días. Tuvo una amputación de cuatro dedos de la mano derecha.

El pequeño fue sometido a un proceso de injertos de piel. Tiene vendas en los brazos y una máscara especial para suturar las heridas en la zona del cuello y rostro.

El niño sufrió severas heridas luego de que un vecino quemara con gasolina a su exconviviente. En el hecho falleció su abuela. Esto ocurrió en mayo de este año, en el sector de la Mitad del Mundo, al noroccidente de Quito.

Aunque Ricardo fue víctima de una tragedia fuera de su hogar, Mayra acudió este viernes 26 de octubre para presenciar una serie de charlas que ofreció la casa de salud para reflexionar sobre el Día Mundial de Prevención de Quemaduras

En este encuentro, médicos, pacientes y visitantes conocieron sobre las medidas de prevención, especialmente en el caso de los niños.

La Unidad Técnica de Quemados del HCAM atiende a un promedio de 10 infantes por estas emergencias.

Marco Antonio Martínez, jefe de la Unidad Técnica de Quemados, detalló que los casos más frecuentes son las heridas por escaldaduras que se producen por contacto con líquidos calientes (comidas, bebidas).

A decir del galeno, estos casos se presenta sobre todo cuando los niños se encuentran en vacaciones, ya que están en sus hogares más cerca de la cocina.

Las cirugías para estos casos

En la Unidad se recibe entre 3 y 6 pacientes por heridas graves, es decir que presentan el 30% de la superficie corporal afectada. De ahí la importancia de acceder a tratamientos rigurosos.

Cristina Padilla, médica cirujana de la Unidad de Quemados del HCAM, explicó que las operaciones para estos casos requieren de tecnología de punta y bajo diferentes técnicas.

La casa de salud cuenta con procedimiento de injertos de piel a base dexenoinjerto, una piel de animal (porcina liofilizada y esterilizada) para cubrir grandes abrasiones. También se ponen pieles sintéticas, así como matrices de regeneración y cremas para regenerar la dermis.

Kléber Vinicio Sango, médico de la Unidad de Quemados del HCAM, añadió que la entidad cuenta con materiales de tejidos de biorregeneración y sintéticos para los tratamientos.

En promedio se realizan 500 cirugías anuales, 1.600 consultas y se atiende a alrededor de 70 pacientes al mes.

El médico advirtió que es necesario mantener hasta el final el tratamiento y acudir a los chequeos de rutina.

Ricardo asiste a controles cada viernes. Su madre sabe que el tratamiento es largo, pero está convencida de que se recuperará. "Voy a sacar adelante y seguir los tratamientos para que tengan una vida normal", expresó la mujer. (I)

Recomendaciones:

Los médicos tienen cinco consejos para prevenir las quemaduras en el hogar

1. Guarde los productos químicos, incluyendo la gasolina, fuera del alcance de los niños.

2. Coloque tapas sobre cualquier enchufe eléctrico que esté al alcance de los niños y tirar los cables eléctricos que se deterioren o estén dañados.

3. Almacene los fósforos y encendedores en un gabinete o anaqueles bajo llave.

4. Evite que los niños manipulen los Apagarlas cuando se abandone la habitación donde estén encendidas.

5. No deje que los niños jueguen cerca del horno o estufas.