Fundación opera a perros y gatos en el Golfo de Guayaquil

- 20 de junio de 2019 - 11:17
En el censo realizado por Rescate Animal hallaron 150 perros. Poco a poco los están operando.
Cortesía Carlos Chilán

Al principio, los habitantes de la comunidad Puerto Salinas, en el Golfo de Guayaquil, observaron con extrañeza y desconfianza a los recién llegados, activistas que acudieron para conocer la situación de la fauna urbana en este recinto situado a hora y media en lancha desde Guayaquil.

Los perros y gatos no eran una prioridad para las cerca de 700 personas, entre hombres, mujeres y niños, que habitan en esta localidad. Por eso los animales deambulaban por las calles buscando algo de comida, peleándose entre sí en época de celo, reproduciéndose sin control y haciendo sus necesidades en cualquier parte.

Esta situación preocupó a varias médicas que acuden al recinto para efectuar su práctica rural y presenciaron cómo la comunidad rechazaba a muchos de estos peluditos. Ellas se encariñaron con ellos y acudieron a la Fundación Rescate Animal Ecuador (FRAE), para plantearles la problemática.

Tras este primer contacto, los voluntarios de la agrupación viajaron hasta Puerto Salinas y pudieron comprobar el estado crítico de los perros y gatos.

Por ello, con la aprobación y ayuda de los líderes de la comunidad, emprendieron una campaña para atender a los animalitos y esterilizarlos. De esta forma se impide su reproducción y se empieza a controlar el problema de sobrepoblación.

“Al parecer hace algunos años, en vista de que habían tantos animales, algunas personas decidieron desaparecerlos. Quedaron solo 3 y esos se reprodujeron de nuevo. Por eso intervinimos, para evitar que fueran a hacerle daño a los animalitos”, señaló a EL TELÉGRAFO Yvonne Roca, presidenta de FRAE.

Médicos voluntarios han viajado hasta la comunidad para esterilizar a los animalitos. Foto cortesía Carlos Chilán

Según Yvonne, realizaron un censo y contabilizaron que hay 150 perros:100  hembras y 50 machos. “Son muchos y la mayoría son ariscos debido al maltrato que reciben ahí. Hemos visto cómo les pegan, los patean. Es una situación de maltrato bastante dura”.

En la primera visita, que se realizó el pasado 20 de marzo, fueron tres voluntarios a conocer el terreno e iniciar los acercamientos con la comunidad. “Les propusimos que no hagan más matanzas, eso no funcionó hace años porque los perros que dejaron se volvieron a reproducir. Y la forma ética y eficiente de manejar el tema es mediante la esterilización”.

Así empezaron a hacerlo. Organizaron grupos de voluntarios y veterinarios, también hicieron contacto con el Municipio de Guayaquil. Fue así como, en una segunda visita, acudieron con veterinarios para desparasitar y atender a los animales y también llevaron atención médica y odontológica para las personas.

En la tercera visita comenzaron con las esterilizaciones. “Esa vez logramos operar 22 animales en total. Fueron 12 perros, 8 perras, una gata y un gato”, señaló la activista. Y en la cuarta y última visita realizada hasta ahora, fueron operados 30 animales en total:12 perras, 7 gatas, dos gatos y 9 perros.

Los moradores han empezado a ayudar con la captura de los perros para operarlos. Foto cortesía Carlos Chilán

Al principio vieron mucha resistencia de la comunidad. “Pero en esta última visita parece que algo comenzó a cambiar, los niños ayudaron a atrapar a los perros con las redes de pesca y los llevaron para operarlos. Ya están colaborando, cuando antes simplemente nos miraban. Vemos un cambio de actitud en los pequeños, es muy importante pues intentamos explicarles que los animales también tienen derechos”.

En esta labor han invertido más de $ 500 y ha sido posible gracias a socios solidarios que posee la Fundación Rescate Animal. “Son emprendedores que hacen parte de este programa, en el que nos donan parte de sus ganancias para desarrollar nuestra labor”.

Esperan recibir más donaciones de otras partes pues su trabajo recién empieza. Una habitante de la comunidad El Conchal, cercana al lugar, les pidió que cuando terminen, vayan allá pues tienen el mismo problema.

“La idea es seguir haciendo este trabajo en todos los recintos”, señaló la presidenta de FRAE. Los interesados en colaborar pueden contactar a la Fundación a través de sus redes sociales. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: