El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Jue.21/Oct/2021

Sociedad

Tendencias
Historias relacionadas

Desde el lunes la jornada de actividades educativas y administrativas será totalmente normal

El colegio réplica 24 de Mayo inicia sus labores oficialmente (GALERÍA)

Desde el lunes la jornada de actividades educativas y administrativas será totalmente normal
15 de febrero de 2014 00:00

La cotidianidad de la calle Río Conuris, en el sector de La Mena 2 (Quito), ayer se alteró por completo. El movimiento de personas y vehículos fue continuo en horas de la mañana con la llegada de los últimos implementos para las aulas del colegio réplica 24 de Mayo. Los padres de los estudiantes de las únicas 2 escuelas del lugar, Miguel Leoro Vásquez y Oswaldo Vaca, se aglutinaron en el ingreso de la institución para conocer detalles del traspaso de sus hijos a las nuevas instalaciones.

Lucieron ansiosos, pero conformes, porque según mencionaron al fin tienen un colegio con tecnología y laboratorios de física y química. El 24 de Mayo, inaugurado por el presidente Rafael Correa y el ministro de Educación, Augusto Espinosa, también cuenta con una biblioteca y varias áreas de esparcimiento.

Se levanta en un área de 18.626 metros cuadrados y constituye una réplica del original 24 de Mayo, ubicado en el sector El Batán, al norte de Quito. “Era necesario un establecimiento educativo como este (réplica), porque aquí era muy poca la oferta educativa y la mayoría debía enviar a sus hijos a instituciones de otros barrios con el consiguiente gasto en pasajes y el peligro que eso conlleva”, comentó Fernando Reyes, propietario de un local cercano al nuevo colegio.

La oferta educativa del nuevo establecimiento incluirá la educación inicial, básica y hasta el tercer año de bachillerato, a diferencia de su antecesor del norte, que solo funciona como colegio.

Personas que fueron reubicadas del sector La Forestal en Quito al proyecto habitacional ‘La Mena’, esperan tener la prioridad el próximo año lectivo para inscribir a sus hijos, debido a la cercanía con el centro educativo. “Estoy feliz con esta institución. Tengo un hijo que va a octavo de básica y con la aplicación de la sectorización no debo tener ningún problema para que estudie aquí. También quiero gestionar el cambio de mi hija”, indicó Consuelo Ipiales, quien es parte de las 400 familias reubicadas.

Josué Pilamunga, estudiante de séptimo de la escuela José Miguel Leoro, es uno de los beneficiados por la construcción del 24 de Mayo, “no lo conozco por dentro, pero lo más importante es el espacio porque en mi clase somos 50 alumnos”.

Lo único que inquieta es el expendio de drogas en el sector, que según los vecinos es diario y muy camuflado. “Creo necesario que se instalen cámaras de vigilancia alrededor del colegio, así nosotros como padres nos vamos a sentir más tranquilos”, dijo Olga Pilaloma.

El nuevo colegio forma parte de la estrategia del MinEduc para descongestionar instituciones con mayor demanda. El primer centro réplica fue el Vicente Rocafuerte, en Guayaquil, inaugurado en abril de 2011. En esta ciudad y en Quito se han construido hasta ahora 8 instituciones de este tipo.

El colegio réplica 24 de Mayo se levanta en una área de 18.626 metros cuadrados. FOTO: JOHN GUEVARA
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado