Día Mundial de Lavado de manos impulsa la prevención de enfermedades

- 05 de mayo de 2019 - 09:59
Foto: Agencias

La Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró el 5 de mayo como el Día Mundial de la Higiene de Manos, y es que lavarse las manos con agua y jabón es una de las maneras más efectivas y económicas de prevenir enfermedades diarréicas y neumonías. 

El lema de este año es 'Una atención limpia para todos está en tus manos', pasa por insistir y sensibilizar sobre el lavado de manos entre profesionales, pacientes y familiares dentro y fuera del ámbito hospitalario para prevenir y controlar la propagación de las infecciones relacionadas con la atención sanitaria y microorganismos patógenos multirresistentes.

Esta sencilla práctica sirve para sensibilizar sobre la importancia de prevenir y controlar la propagación de infecciones dentro y fuera del ámbito hospitalario.

“Los problemas de salud, como las infecciones asociadas a la atención sanitaria (IAAS), que a menudo son invisibles pero sin embargo ocurren, son retos políticos y sociales que debemos abordar. Las infecciones pueden ser evitadas por medio de una buena higiene de las manos, y el daño a la salud de los pacientes y del personal de la atención de la salud se puede prevenir por menos de diez dólares”, replicó el portal HSBNoticias de un comunicado de la OMS. 

Las enfermedades infecciosas se trasladan de mano en mano y resultan onerosas para los sistemas de salud públicos.

Diferentes estudios médicos confirman además que lavarse las manos puede evitar infecciones cutáneas o en los ojos, parásitos intestinales, diferentes tipos de gripe e incluso mejorar la salud para personas con VIH/SIDA.

Once pasos de la técnica del lavado de manos: 

1. Mójese las manos con agua.

2. Deposite en la palma de la mano una cantidad de jabón suficiente para cubrir la superficie de las manos.

3. Frótese las palmas de las manos entre sí.

4. Frótese la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda, entrelazando los dedos y viceversa.

5. Frótese las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados.

6. Frótese el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos.

7. Frótese con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.

8. Frótese la punta de los dedos de la mano derecha contra la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa.

9. Enjuáguese las manos con agua.

10. Séquese las manos con una toalla de un solo uso.

11. Utilice la toalla para cerrar el grifo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: