Cómo actuar y prevenir en casos de incendios vehiculares

- 16 de mayo de 2019 - 13:46
Incendio de un taxi en la avenida Veinticinco de Julio y Nicolás Mestanza, en el sur de Guayaquil.
Foto: Mario Rodríguez / et

En la semana del 5 al 11 de mayo al menos cinco automotores se incendiaron en distintas calles de la ciudad de Guayaquil, lo que movilizó a personal de emergencia y causó pánico entre automovilistas y peatones, según reportes oficiales.

Uno de los casos ocurrió el 8 de mayo en el sector de la avenida Veinticinco de Julio y Nicolás Mestanza, en el barrio del Seguro, sur porteño, donde un taxi quedó completamente destruido producto de las llamas.

“Venía manejando y se me apagó el carro, luego se prendió el motor. Traté de apagar el fuego pero se extendió”, expresó Mario Gutiérrez, propietario del vehículo de alquiler.

El perjudicado lamentó que su carro no estaba asegurado, por lo que la pérdida es total. Esperaba una ayuda de la cooperativa a la que está afiliado.

Otros siniestros ocurrieron en Capitán Nájera y Villavicencio, centro de Guayaquil, y en la vía Perimetral, en similares circunstancias.

Asimismo, uno de los siniestros que causó mayor alarma fue el incendio y explosión de un carro dentro de los predios de la Universidad de Guayaquil, el pasado 7 de mayo, aunque las causas del siniestro aún están en investigación de las autoridades.

Para Luis Mosquera, técnico automotriz, este tipo de eventos se pueden prevenir con un cuidado rutinario del automotor.

Un choque o una falla mecánica o eléctrica pueden causar que una parte de tu vehículo se prenda fuego.

Si eso sucede Mosquera recomienda estacionar y aplicar inmediatamente el freno de mano para evitar que el automóvil se mueva.

El mecánico considera prudente no abrir deliberadamente el capó, debido a que el oxígeno que ingresa podría alimentar las llamas y exponerlo a una llamarada súbita.

Debe asegurarse de tener el extintor cargado, en buenas condiciones y a la mano, apuntar el chorro de gas hacia la base del fuego.

CONSEJOS

Revise líquidos y busque fugas. Examine con regularidad los niveles de líquidos (aceite, transmisión, anticongelante, frenos y dirección hidráulica), y fíjese si hay fugas o conductos/mangueras deteriorados.

Hay que mantener limpio el motor. Elimine del motor la acumulación de aceite y grasa, dos elementos altamente inflamables.

Poner atención a los ruidos, olores y al tablero de instrumentos de su vehículo. Si nota algo inusual, llévelo para que lo revise un técnico inmediatamente.

Cuando el clima es cálido el motor de su vehículo opera a temperaturas más altas de lo común. Evite el tráfico pesado y conducir de manera agresiva. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo