Asamblea pide explicaciones por retraso de transferencias ecónomicas a becarios

- 07 de marzo de 2019 - 15:34
Foto: Referencial / Internet

El Pleno de la Asamblea Nacional, con 76 votos, resolvió exhortarlas autoridades competentes garanticen el derecho de los estudiantes que han denunciado no haber recibido las transferencias mensuales como parte de las becas de excelencia académica que ganaron. En la sesión 580 se registraron además 11 abstenciones.

La resolución, de iniciativa de la legisladora Marcela Holguín, conmina al Instituto de Fomento al Talento Humano para que administre adecuadamente las becas y ayudas económicas otorgadas por el Estado ecuatoriano, gobiernos extranjeros, organismos internacionales e instituciones educativas nacionales o extranjeras a los becarios.

A la vez, en el texto se solicita que comparezcan a la Comisión de Educación del titular de la Secretaria de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt); el Director Ejecutivo del Instituto de Fomento al Talento Humano; y, el Ministro de Finanzas.

Las autoridades deberán explicar en el Pleno el retraso en el desembolso de los montos correspondientes al Programa Becas Nacionales Eloy Alfaro para estudios de grado, componente, carreras de interés público, movilidad territorial, madres solteras, vulnerabilidad económica, situaciones extraordinarias, posgrado nacional, crédito estudiantil, carreras elegibles, discapacidad, pueblos y nacionalidades, posgrado internacional, entre otros.

Los atrasos, según las denuncias, son de entre 12 y 15 meses.

En el debate, los parlamentarios señalaron que la educación es un derecho que se debe garantizar a lo largo de la vida, tema que no solo compete a los becarios, sino al país, porque es la base fundamental para el desarrollo de la nación.

Además, que los becarios ecuatorianos reclaman que el Estado no les cumple para continuar su formación académica en diversas universidades del mundo.

Por último, recordaron que la Comisión de Educación ha realizado un seguimiento permanente a la política de becas y crédito educativo, como un derecho de los estudiantes, en reconocimiento al mérito académico, a fin de garantizar igualdad de oportunidades. (I)