Alumnos crean productos para consumo masivo

- 18 de junio de 2019 - 00:00
Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

Los egresados de la Facultad de Ingeniería Química de la UCE desarrollan proyectos que son la base de emprendimientos en el campo laboral.

La extracción de la inulina, la utilización completa del cacao y la fabricación de la papilla universitaria para combatir la desnutrición infantil son solo tres de los proyectos de investigación de la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Central (UCE), de Quito.  

La inulina es un polisacárido que tiene la virtud de  reemplazar al azúcar. Hay un proyecto estudiantil para endulzar el café con este elemento, que según las investigaciones que realiza la Facultad de Ciencias Médicas, de esta misma universidad,   previene el cáncer de colon.

Además es una fibra prebiótica que ayuda al proceso digestivo, permitiendo alimentar las bacterias benéficas que existen en el intestino, proceso que convierte los alimentos en ácidos grasos de cadena corta.

Estos pueden nutrir las células del intestino grueso y producir más hormonas que controlan el apetito.

De igual manera equilibra los niveles de insulina en la sangre y ayuda a controlar la diabetes.

Según el decano de la Facultad de Ingeniería Química, Humberto González, en esta entidad se hacen análisis para determinar de qué producto es más rentable extraer la inulina. Se trabaja al momento con el plátano, el ajo y el yacón (jícama).

“Creemos que el yacón es uno de los que más rendimiento daría y eso es lo que queremos probar antes de iniciar un proceso de industrialización”.

Otro de los puntales de esta facultad, que cuenta con un laboratorio de última tecnología, es la posibilidad de utilizar todos los componentes del cacao, incluida su cáscara. Al momento hay estudios para convertir la cáscara en papel y en eso trabaja la joven egresada María Angélica Torres

“Cuando hacemos el chocolate la cáscara se la desecha. Nuestra investigación apunta a darle un uso adecuado”.

Se calcula que por cada tonelada de pasta de cacao procesada se generan 10 toneladas de cáscaras.

Este proyecto tiene  la guía del ingeniero alemán Reynerio Álvarez, quien afirma que Ecuador provee el 54% de la pasta base del chocolate fino.

“El problema es que Europa se lleva el cacao de aquí y luego nos vende el chocolate fino. La idea es hacer una ingeniería inversa para  aprovechar integralmente el cacao y desarrollar la tecnología para producir el de tipo fino, que es la tendencia”.

El tercer gran proyecto es la elaboración de una papilla que permita mejorar las condiciones nutricionales de la población infantil, sobre todo en los menores de dos años que alcanza el 25% y se incrementa al doble en los infantes de Guaranda (provincia de Bolívar).

El objetivo es destinarles  el elemento elaborado con leche y banano y al que buscan añadirle un sabor que agrade a los más pequeños.

Gestiones paralelas
Los estudiantes del último semestre y los que ya egresaron desarrollan en paralelo proyectos de investigación en los laboratorios, como parte de su tema de graduación.

Uno de ellos es Luis Pullas, quien efectúa una investigación sobre la producción de detergentes enzimáticos para la limpieza del material quirúrgico, que no hay en el país.

Su investigación incorpora enzimas (sustancias que, sin consumirse en una reacción, aumentan notablemente su velocidad) para un mejor resultado en la limpieza de materiales hospitalarios

“En Ecuador no se hacen detergentes muy desarrollados en este tema y los que existen son importados desde Colombia. Por eso es un mercado abierto para nosotros”.

También está el análisis de la planta sacha inchi (maní de los incas), cuyo fin es obtener el aceite comestible rico en omega 3, 6 y 9. (I). 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: