Moda y Belleza

El modelo Oxford volvió con estilo vintage

- 07 de mayo de 2018 - 00:00
Los zapatos modelo Oxford plano no poseen troquelados ni picados. La cordonera de estilo cerrado es la principal característica de este diseño.
Foto: Internet

El zapato tipo Oxford representa, para muchos caballeros y ejecutivos, la máxima expresión de elegancia y distinción en calzado.

Este modelo, que nació en Reino Unido en el siglo XVII, ganó fama entre la sociedad acaudalada de 1930, que lo llegó a considerar el modelo predilecto para eventos de gran formalidad, en los cuales generalmente acompañaba al frac, esmoquin o chaqué.

Se trata de un producto plano, con una pala –parte superior del calzado, que cubre el pie por encima–  lisa y tacón bajo.

Sin embargo, la principal característica que define a un Oxford es la construcción de la cordonera, la cual se encuentra incorporada al cuerpo del zapato, creando un sistema de agujetas cerrado.

El modelo de calzado puede ser plano o liso, semitroquelado o semipicado y troquelado o picado. Esto se define dependiendo del nivel de ornamentación de la pieza.

El liso, como su nombre indica, es un calzado llano, sin perforaciones ni troquelados en la puntera. Esta versión se utiliza especialmente para galas nocturnas de gran formalidad.

El Oxford semipicado tiene mayor nivel de ornamento, posee troquelado en la puntera y pocas perforaciones en la pala. El denominado picado, en cambio, presenta el máximo nivel de ornamento, tiene troquelados en la puntera y laterales, y una pala delicadamente decorada con perforaciones.

El ingeniero en marketing Miguel Sancán (@likemigue), fanático del modelo Oxford, opina sobre este tipo de calzado que “son zapatos clásicos, que proyectan gran elegancia y seriedad, y son realmente muy cómodos”. Además, menciona que “aunque inicialmente era un zapato elegante, los diseñadores han ido cambiándolo para presentarlo como vintage, estilo que ha ganado mucha fuerza, por eso han retomado fama”.

Sancán explica que, si bien el modelo original estaba hecho de cuero y, generalmente, en tonos oscuros, ahora también se lo fabrica con otros materiales, diseños y variados colores, con el fin de captar al público más joven. “Ahora se lo hace de tela, de lona, de materiales sintéticos y se les añaden detalles y diseños. Entre los colores más comunes actualmente están los tonos azulados, cafés y el clásico color negro”.

En un recorrido por varias tiendas de calzado de la ciudad de Guayaquil, se pudo encontrar zapatos de este tipo desde $ 85, en el caso de los fabricados en tela y materiales sintéticos, mientras que los elaborados en cuero y con trabajos de troquelado y picado más complejos pueden superar los $ 185. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: