Tulcán es zona de tránsito en el tráfico de migrantes

- 06 de agosto de 2016 - 00:00
El delito de tráfico de migrantes está tipificado en el artículo 440 del Código Integral Penal (COIP).
Foto: Carlos Jiménez / El Telégrafo

De enero a junio de 2016 la provincia registró 285 extranjeros indocumentados. Su destino final sería EE.UU.

En los últimos meses, la presencia de extranjeros en el centro-sur de Tulcán alertó a las autoridades ecuatorianas sobre un posible delito de tráfico de migrantes.

El pasado 28 de julio, 25 extranjeros fueron retenidos en un operativo conjunto entre Migración, Intendencia y la Unidad de Control Migratorio. Además, las autoridades clausuraron 2 sitios de hospedaje, ubicados en el sur de la urbe, por permitir el ingreso de indocumentados  y por no tener los permisos de funcionamiento.

Ángel López, funcionario de la Intendencia del Carchi explicó que el control en los establecimientos de hospedaje se realizó en coordinación con Migración y la Dirección General de Inteligencia (DGI).

Ese mismo día, se procedió a la deportación de 21 ciudadanos haitianos, que se encontraban de manera irregular en Tulcán, para evitar que crucen la frontera y continúen su viaje hacia Estados Unidos.

La deportación de los ciudadanos se logró con la presencia de un traductor enviado por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, quien les informó sobre sus derechos y los procedimientos constitucionales del caso. En la audiencia, el juez autorizó la deportación y fueron trasladados a un centro de acogimiento en Quito.

Landívar Escobar, defensor público, indicó que en la audiencia de los 4 extranjeros restantes, no procedió la deportación, por la no comparecencia del traductor.

Cifras del Consejo de la Judicatura de la provincia del Carchi, indican que de enero a junio de 2016 se registró la presencia de 285 extranjeros indocumentados en la provincia, de ellos, 171 son de Haití.

Según una publicación del portal diariodelsur.com.co, los 4 haitianos, al no ser deportados, decidieron embarcarse rumbo a Colombia, pero lograron ser interceptados en el Municipio de Pasto, capital del departamento de Nariño, junto a 2 presuntos traficantes, que pretendieron sobornar a la policía local. Los haitianos fueron puestos a disposición de un centro facilitador de servicios migratorios en Nariño, y los presuntos coyoteros, llevados a un centro carcelario.

En Tulcán, cada semana, ciudadanos extranjeros retenidos por las autoridades eran llevados a las audiencias de formulación de cargos, pero la falta de un traductor hacía que los jueces se limitaran a leerles sus derechos en sus respectivos idiomas y posteriormente salían libres.

Para Pedro Velasco, director provincial del Consejo de la Judicatura del Carchi, la intervención del traductor, en próximas audiencias, impedirá que más ciudadanos indocumentados utilicen la ciudad como un lugar de paso, mientras tratan de cruzar la frontera hacia Colombia, sin ningún tipo de registro, para llegar a Estados Unidos.

Añadió que los indocumentados que llegan a Tulcán son alojados en una habitación pequeña, donde pernoctan de 10 a 12 personas. “Es inhumano y podría haber una complicidad”, dijo Velasco.

Además, tienen visas caducadas, por lo que no cuentan con una permanencia legal en el Ecuador, incluso existen extranjeros que tienen cartas de trabajo de otros países, cuya legalidad y validez no se pueden verificar.

Hace un par de semanas, un grupo de haitianos que se movilizaba a bordo de un transporte público en la vía Ipiales-Pasto fue retenido. A decir de Velasco “eso  está creando problemas al país. Cancillería debería tener mucha preocupación por el tema, ya que está siendo muy recurrente”. En el Ecuador, el delito de tráfico ilegal de migrantes está tipificado en el Artículo 440 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y establece una pena de 4 a 6 años de privación de libertad.

Del otro lado de la frontera

En el departamento de Putumayo, ubicado al suroeste de Colombia, autoridades policiales informaron que en las últimas horas inmovilizaron una caravana de 4 buses que viajaban  con 121 inmigrantes de nacionalidad haitiana y que detuvieron a 6 colombianos por delito de tráfico de migrantes.

Ramiro Castrillón, comandante de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía colombiana, indicó que los 6 detenidos hacían la función de coyotes y recogieron a los haitianos en La Hormiga, en Putumayo, para viajar al interior de Colombia, al parecer hacia el municipio de Turbo (Antioquia). El oficial agregó que de enero a julio de 2016, se ha detectado a 1.471 inmigrantes, en su mayoría haitianos, cubanos, venezolanos y africanos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: