Las autoridades han reforzado los controles en los pasos fronterizos

La caída de los precios de la leche preocupa a los productores en la frontera norte

- 29 de febrero de 2016 - 00:00
En el paso El Pintado, el jueves pasado, se inspeccionó a un contenedor de leche cruda. También se confiscaron reses que pretendrían ingresar sin certificaciones.
Foto: Carlos Jiménez / El Telégrafo

El precio oficial del litro es de $ 0,42, pero actualmente se comercializa entre $ 0,24 y $ 0,33. Aunque la producción se ha reducido por factores climáticos, el contrabando acentúa el problema.

Desde hace 3 meses el sector ganadero de Carchi, en el norte del país, registra una caída en el precio de comercialización de la leche cruda, lo que genera preocupación entre los pequeños ganaderos, quienes además reportan pérdidas por factores climáticos como el fuerte verano y las heladas. A ello se suma una aparente sobreproducción y el contrabando del lácteo.

Solo en la parroquia Tufiño y sus alrededores, al noroccidente de Tulcán y fronteriza con Colombia, el litro de leche se expende entre $ 0,24 y $ 0,33, cuando el precio establecido es de $ 0,42.

Segundo Ruano, pequeño ganadero del sector El Consuelo, aseveró que la semana pasada el litro de leche se vendió en $ 0,24. Incluso, para no perder la producción, viajó hasta Colombia para obtener un mejor precio por la leche. “Allá el litro se expende hasta en 1.900 pesos ($ 0,63). La última quincena entregué mi producto en Colombia y me pagaron 940 pesos ($ 0,31) por litro”, relató el ganadero, quien pidió a las autoridades ecuatorianas una intervención inmediata.

Una situación similar atraviesa la finca Los Pinos, ubicada en la misma zona. Una familia está al cuidado de 25 cabezas de ganado y a pesar de la disminución de la producción como consecuencia de los cambios climáticos, afirman que hay una sobreoferta de leche. “Hace 6 meses estaba en $ 0,37 y producíamos 10 cantinas (cada cantina tiene 40 litros) diarias. Hoy solo se sacamos de 5 a 6 cantinas”, sostuvo Nubia Chagueza.

Carlos Romo, director provincial del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) en Carchi, indicó que hacen un seguimiento a los 52 centros de acopio que tiene la provincia y a los 242 transportistas de leche registrados. Se aplicará el artículo 24 del Decreto Oficial 941, que dispone informar mensualmente al Magap sobre el pago al productor por el litro de leche en finca y la nómina de proveedores.

El precio fijado por el Magap es de $ 0,42, con base en una tabla que determina las condiciones de la leche. Romo advirtió que se hará un seguimiento a las empresas lácteas que no estén recibiendo el producto a ese precio e instó a los pequeños ganaderos a denunciar estas anomalías.

En promedio, la provincia produce 300 mil litros diarios, pero se desconoce cuánta leche de contrabando ingresaría desde Colombia.

Eduardo Bolaños, presidente del Centro Agrícola de Tulcán, presume que a la provincia ingresan 80 mil litros diarios desde Colombia. Dijo conocer extraoficialmente que el promedio de reses pasó de 55 mil a 75 mil, por lo que no descarta que esas 20 mil hayan ingresado al país de contrabando.

Mientras tanto, Hernán Álvarez, director de Agrocalidad en Carchi, dijo que emprenderán operativos con la Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), el Magap y el Servicio de Rentas Internas para verificar en el campo la calidad del lácteo, el legal funcionamiento de los establecimientos y el comercio.

La semana pasada las empresas Industria Lechera Carchi (Tulcán) y Alpina (Montúfar) fueron inspeccionadas por la Subsecretaría de Ganadería y el SRI para determinar la procedencia de su materia prima sin hallar  irregularidades.

La Industria Lechera Carchi adquiere 16 mil litros diarios de leche a 70 o 74 proveedores y cancela en promedio $ 0,44 o $ 0,45 por litro. El año anterior el volumen de compra era de 35 mil litros diarios.

El gerente, Pablo Cueva, indicó que la disminución en el volumen de compra se debe a una contracción del mercado como consecuencia del diferencial cambiario con el peso colombiano y el impacto de la semaforización de los productos. La empresa ha reducido sus ventas en 35%.

Pese a ello, la empresa está invirtiendo en la planta de procesamiento cerca de $ 4,5 millones para nuevo equipamiento, y para producir leche larga vida. Cueva espera que dentro 3 meses la necesidad de leche se triplique, por lo que considera que “necesitamos mejorar la calidad de leche en el campo”.

Margoth Hernández, subsecretaria de Ganadería, aseguró que los mecanismos de control para enfrentar “la contracción del mercado y mantener la estabilidad del sector ganadero y de toda la cadena láctea del Ecuador” son permanentes en todo el país.

Mejoramiento de la producción

El sector ganadero y agrícola del Carchi ha recibido incentivos para inversión, insumos, mecanización y seguro agrícola. Romo indicó que la inversión en 2015 supera los $ 1,2 millones.

Por su lado, Hernández anunció un programa de cooperación con el Gobierno Neozelandés para la producción de leche bajo pastoreo que beneficiará a la Asociación de Ganaderos de la Sierra y Oriente (AGSO) con una inversión de $ 2,8 millones en este año y de $ 3 millones en 2017.

Mediante un software y monitoreo, el programa establecerá el origen, la forma de producción y la calidad de leche que se produce en la región para facilitar el encadenamiento productivo. En el país existen 237 mil productores, se producen 5,3 millones de litros diarios y las industrias procesan 2,8 millones.

Paralelamente el Centro Agrícola de Tulcán, que agrupa a 25 ganaderos y produce 4 mil litros diarios, promueve un proyecto de mejoramiento. Más de $ 200 mil se han invertido en un centro de acopio, tanques de enfriamiento en cada finca e implementarán un laboratorio para clasificar la leche de acuerdo con su calidad. El objetivo es que toda la leche sea de alta calidad, que no sea rechazada y perciba un precio estable. La próxima semana iniciarán las pruebas de clasificación.

Entre tanto, Enrique Díaz, técnico de la Prefectura del Carchi, manifestó que se capacitará a los productores en temas relacionados con calidad de la leche y el manejo de la mastitis (inflamación de la glándula mamaria de los bovinos a causa de infecciones, traumatismos o intoxicaciones). Allí se les  educa sobre el aseo del ordeñador y la forma adecuada de asear la ubre.

Operativos de control fronterizo

Personal de Aduana, Policía, Ejército y del Magap controlan permanentemente el ingreso de ganado de dudosa procedencia. Hasta el momento, 241 animales han sido aprehendidos.

Todo animal en pie sin certificado de origen y permiso de ingreso al país será decomisado y sacrificado con el objetivo de mantener el estatus sanitario y salvaguardar la sanidad del hato ecuatoriano frente a la problemática del contrabando. “La obligación de Ecuador después de haber invertido $ 67 millones para ser declarado libre de fiebre aftosa, es mantener el estatus sanitario”, reiteró la subsecretaria.

El pasado jueves, un contingente de 120 militares del Batallón de Infantería Mayor Galo Molina ejecutó tareas de control y disuasión en el paso informal La Pintada, limítrofe con Colombia, y uno de los más usados por presuntos contrabandistas.

El modus operandi de los supuestos contrabandistas es el uso de “campaneros”, personas que se movilizan en motos y alertan sobre la presencia militar, policial o aduanera en la vía.

Los pasos La Pintada, El Brinco, Estrellita, 4 Esquinas, Urbina y Calle Larga son los más utilizados de los 34 pasos existentes, dijo el oficial a cargo del operativo, Fernando Arias.

Para Édgar Vilaña, morador de La Pintada, el contrabando de productos agrícolas y ganado no les permite trabajar en mejores condiciones, por lo que calificó de positivos los controles de las autoridades.

Además, Agrocalidad anunció la vigilancia y restricción del ingreso de huevos desde Colombia por el riesgo de salmonelosis. Hernán Álvarez, director de esa entidad, dijo que se maneja una lista de productos prohibidos de ingresar por riesgo sanitario y fitosanitario. Los operativos ya iniciaron.

Entre los productos con restricción están la leche cruda y derivados lácteos sin registro sanitario, embutidos sin registro sanitario, carne de cualquier especie y con registro sanitario, huevos, animales vivos (excepto mascotas), plaguicidas agrícolas, insumos veterinarios y biológicos que incluyan hongos, bacterias, insectos, vacunas y antibióticos.

Mientras que frutas, flores, follajes, hortalizas, granos frescos o secos, hierbas aromáticas o medicinales frescas, leche UHF y en polvo, lácteos fresco o procesados con registro sanitario, miel de abeja, embutidos con registro sanitario, alimentos para animales domésticos deben declarar su ingreso al país. De ahí que los controles en pasos fronterizos se mantendrán. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: