Biblián muestra su riqueza en la toquilla

- 06 de diciembre de 2019 - 00:00
Elaborar artículos de paja toquilla se ha convertido en la primera fuente de trabajo de las comunidades en el cantón cañarejo de Biblián.
Foto: Diego Cáceres / El Telégrafo

En el cantón de la provincia de Cañar existen 120 artesanas que durante estos años han exportado 24.000 sombreros a diferentes partes de Europa.

En el cantón Biblián, provincia del Cañar, finalizó este jueves el Primer Encuentro Nacional de Tejedoras de Paja Toquilla. Este evento se realizó en el marco de los siete años de la declaratoria de Patrimonio Cultural Inmaterial de esta artesanía.

Las toquilleras de Paute, Gualaceo, Biblián mostraron sus productos en la plaza central del cantón, donde además se organizó una feria gastronómica, con platos muy típicos de la zona como el asado de alpaca, un preparado que gustó a los turistas.

También se ofreció la bebida kawsayapi, la misma que es hecha sobre la base de frutas frescas del campo, como el chamburo, tomate de árbol, mora y otros elementos.

El alcalde de Biblián, Guillermo Espinoza, resaltó que un sombrero simboliza la jornada de trabajo de las artesanas, una labor que ha sido el sustento de muchas familias. “Aquí está plasmado el sacrificio, el dolor, el esfuerzo, el llanto, la esperanza por días mejores”, dijo la autoridad municipal.

En la provincia del Cañar está la Cooperativa de Producción Artesanal “Padre Rafael González” que comercializa sus creaciones bajo la marca “Bibilak”.

La organización nació en el 2015 por iniciativa del GAD Municipal de Biblián. Actualmente cuenta con 120 artesanas, de ellas, 75 se mantienen activas y producen 600 sombreros. Estos son comercializados a nivel local, nacional e internacional. Además, desde su creación, “Bibilak” ha exportado 24.000 sombreros de paja toquilla a España, Italia y Estados Unidos.

Zoila Chimborazo, dirigente, dijo que la asociación comenzó desde cero, pero ahora ya tienen pedidos de varias partes del mundo.
Indicó además que el precio del sombrero ha mejorado en los últimos años.

Para Ana González, especialista Responsable del Programa de Cultura de la Unesco en Quito, es importante la promoción de los elementos patrimoniales intangibles. “Es importante saber que el Estado tiene también responsabilidad junto con los gobiernos locales para salvaguardar este patrimonio”.

Rosa Guallpa, tejedora de Biblián, indicó que trabaja en este campo hace más de 40 años, “esto viene de generación en generación. Mi madre tejía todos los días”, indicó la mujer que dejaba ver la habilidad en sus manos con la paja. Agregó que la hechura de un sombrero le toma dos días. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: